• Representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: sábado, 28 de marzo de 2020 1:42

Mientras el brote del COVID-19 se expande, las sanciones de Estados Unidos no solo afectan a Irán, sino a toda la humanidad, denuncia un diplomático iraní.

El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi, ha manifestado este viernes en una conversación con la prensa iraní su esperanza de que los intentos de la ONU para levantar sanciones de EE.UU. a fin de confrontar el nuevo coronavirus (COVID-19) lleguen a una conclusión adecuada.

“Irán está en un buen nivel en términos de equipamiento médico”, ha declarado el funcionario persa, para entonces agregar que, sin embargo, “las crueles sanciones impuestas por EE.UU. contra el pueblo iraní ha impedido hacer el mejor uso de nuestras capacidades”.

En este sentido, Tajt Ravanchi ha informado que se han llevado a cabo conversaciones con el secretario general de la ONU, António Guterres, para enfrentar las sanciones de Estados Unidos, destacando que el COVID-19 no es exclusivo de un país, y casi todo el mundo está involucrado.

Las sanciones contra Irán están atacando a toda la humanidad”, ha indicado el alto diplomático persa, explicando que cuando, de manera injusta, no se permite el uso de las capacidades de un país, no solo se ve afectado uno o dos países, sino que se ve amenazada toda la comunidad internacional.

 

Al respecto, ha llamado a la comunidad internacional que tome medidas adecuadas para levantar las sanciones ilegales de EE.UU.

De acuerdo con Tajt Ravanchi, cada día aumenta el número de personas (incluso dentro del Congreso estadounidense) que piden el fin del terrorismo económico organizado por Estados Unidos.

“Cada vez es más claro que la política de sanciones es una política fallida y que sus partidarios en todo el mundo están en aislamiento”, ha revelado al respecto.

Rusia, China, Irán, Siria, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua y Venezuela, respecto a los embargos de EE.UU., enviaron sendas cartas a Guterres, y advirtieron sobre el impacto negativo de las sanciones en los esfuerzos internacionales destinados a contener el virus mortal.

También el propio Gobierno iraní, ha advertido repetidamente que las sanciones de EE.UU. impiden el acceso del país persa a medicamentos y equipos médicos necesarios para combatir la enfermedad, y ha indicado que EE.UU. miente al ofrecer ayuda humanitaria a Teherán mientras por otro lado está endureciendo las sanciones y realizando restricciones ilegales contra el país persa.

nlr/rha/rba