• Un médico atiende a una persona contagiada con el COVID-19, hospital de Hayar, Teherán, capital de Irán, 19 de marzo de 2020. (Foto: Fars News)
Publicada: lunes, 23 de marzo de 2020 1:10

Contrario de lo que alega EE.UU., sus sanciones “brutales” afectan directamente a los civiles y no a las Fuerzas Armadas, denuncia un alto funcionario iraní.

“Las sanciones declaradas por EE.UU. siguen una política puramente brutal, contra los derechos humanos y los civiles y el derecho internacional (…) Las sanciones se dirigen contra los civiles tanto en el ámbito económico como médico”, ha afirmado el portavoz del Poder Judicial de Irán, Qolam Hosein Esmaili.

En una entrevista concedida a la cadena Al Alam y publicada este lunes, Esmaili ha hecho notar que las sanciones económicas no se dirigen contra las Fuerzas Armadas de la República Islámica, que se encuentran, de acuerdo con el portavoz, entre las mejores a nivel regional, ni mucho menos contra los sectores afiliados.

Ha lamentado que la aplicación de las restricciones económicas y médicas contra una sociedad es considerada “un tipo del terrorismo económico y guerra económica” que ha librado EE.UU. contra la nación iraní desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), una campaña antiraní que se va intensificándose cada vez más, ha denunciado Esmaili.

En alusión al brote del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19) en Irán, Esmaili ha hecho notar que EE.UU. tendrá que rendir cuentas por los crímenes que protagoniza contra los iraníes, que sufren severamente de las nefastas sanciones inhumanas de Washington, que complican la lucha contra el nuevo virus.

 

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, mencionó el 28 de febrero, que Washington había ofrecido ayuda a Irán para contrarrestar los efectos de la epidemia causada por el COVID-19. Sin embargo, unos días después, anunció el 17 de marzo, la imposición de nuevas sanciones, que afectarían aún más al país persa en medio del brote del temible virus.

La Cancillería iraní, en un comunicado publicado el sábado en su cuenta en Twitter, destacó que era imposible realizar la mínima transacción bancaria desde EE.UU. con destino a Irán. Pidió a todos los iraníes y estadounidenses que manden al Departamento de Estado estadounidense los documentos del envío de un paquete de pastilla Advil, un kilo de lentejas o una sola mascarilla para sus parientes en Irán, si lograban hacerlo.

El nuevo coronavirus, que empezó en diciembre en la ciudad china de Wuhan, ha ido contagiando a más países del mundo. Hasta la fecha, los datos globales indican que la rápida propagación del COVID-19 ha infectado a 336 071 personas, de las cuales 14 613 han muerto. Washington, no obstante, se niega a reducir las medidas coercitivas que ejerce contra Irán.

ask/rha/hnb