• El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, habla con la prensa en la embajada de Irán en Beirut, 17 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 10 de marzo de 2020 15:49

Irán pide al mundo que intervenga para poner fin a las “sanciones inhumanas” de EE.UU. mientras el país persa está luchando contra el coronavirus.

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, ha remitido este martes una carta a la presidenta de la Unión Interparlamentaria (UIP), Gabriela Cuevas Barron, en la que ha enfatizado la necesidad de que se levanten las sanciones de Estados Unidos contra la República Islámica, que está luchando contra el nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

“Es lamentable que, en estas circunstancias críticas, en las que la República Islámica de Irán está a la vanguardia de la lucha generalizada para erradicar el virus (…) esté sistemáticamente sujeta a las sanciones inhumanas directas e indirectas de EE.UU.”, se lee en la misiva.

Tal enfoque de Washington, añade, es una flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y del estatuto de la Organización Mundial de la Salud (OMS); también tiene consecuencias negativas para la comunidad internacional en su conjunto, que está haciendo todo lo posible para controlar el brote de esta enfermedad.

 

Lariyani ha advertido, asimismo, de la creciente amenaza del coronavirus para el mundo entero, poniendo énfasis en que, ante tal coyuntura, resulta del todo imprescindible aumentar las cooperaciones a nivel nacional, regional e internacional, con el objetivo de ayudar a los países que están intentando controlar la propagación del COVID-19.

“Ahora existe una gran expectativa de que la Unión (Interparlamentaria), en solidaridad con la comunidad internacional (…) exija de forma unánime el levantamiento inmediato de todas las sanciones directas e indirectas, incluidas las sanciones sanitarias de EE.UU. contra el pueblo de la República Islámica de Irán”, subraya.

De hecho, agrega, este organismo puede desempeñar un papel importante ante esta situación y, a su vez, participar en el proceso de contención internacional de esta enfermedad con consecuencias mortales.

El pasado sábado, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, denunció el “terrorismo médico” de EE.UU. contra Irán por impedir la entrada de medicamentos que ayuden a combatir el nuevo coronavirus.

ftn/anz/rtk/rba