• La entrada al campamento que alberga a miembros de la banda terrorista antiraní Muyahidín Jalq (MKO), en Albania.
Publicada: miércoles, 19 de febrero de 2020 18:12

La naturaleza secreta de la banda terrorista Muyahidín Jalq (MKO) sale a luz, tras la visita de un periodista a un campamento de la banda en Albania.

Patrick Kingsley, corresponsal de The New York Times (NYT), tuvo recientemente acceso al interior de una instalación secreta que alberga a terroristas del MKO cerca de Tirana (la capital albanesa) y relató sus observaciones en un artículo publicado el domingo.

Según el corresponsal internacional del diario estadounidense, en un valle en el campo albanés, un grupo de iraníes célibes que se llaman disidentes ha construido un cuartel vasto y bien vigilado al que pocos extranjeros han entrado.

Kingsley escribió que solo tuvo permiso para entrevistarse “con varios miembros” y dijo haber vivido “varios momentos extraños y reveladores” en esa base secreta, donde “los secretos estaban fuertemente guardados”.

Los miembros del MKO se mostraban tímidos ante la pregunta sobre el paradero de su cabecilla, Masud Rayavi, quien desapareció en 2003. Las principales figuras de esta banda terrorista “tropezaban” al enfrentarse a esa cuestión y decían no poder hablar al respecto. La esposa de Rayavi, Maryam, ahora dirige la banda terrorista.

 

‘Extrañamente vacío’

Kingsley describió la instalación de Tirana como “extrañamente vacía”, pese a que el grupo afirma que allí viven unos 2500 miembros. “No vimos más de 200 (...) el resto pudiera haber sido secuestrado, o abandonado el grupo por completo”, indicó.

También contó detalles de su entrevista con 10 exmiembros que vivían fuera del campamento en Albania. Kingsley confesó que en todos los casos “se les había lavado el cerebro en una vida de celibato”.

“Dentro del grupo, ellos (los exmiembros) dijeron que las relaciones románticas y los pensamientos sexuales estaban prohibidos, el contacto con la familia era muy restringido y les desanimaban a mantener amistades”, informó el corresponsal. “Todos relataron haber sido forzados a participar en rituales de autocrítica, y obligados a confesar a sus comandantes cualquier pensamiento sexual o desleal que tuvieran”.

“Poco a poco, nos fuimos rompiendo”, afirmó Abdul Rahman Mohamadian, un exmiembro del MKO.

El capitán Matthew Woodside, un ex reservista naval que supervisó la política estadounidense en un campamento iraquí entre 2004 y 2005, durante la invasión de EE.UU. al país árabe, le dijo a Kingsley: “Encuentro que esa organización es absolutamente repulsiva (...) Me sorprende que estén en Albania”.

El corresponsal citó al exministro de Exteriores de Albania Ditmir Bushati, que en unas declaraciones dijo que Tirana ofreció albergar a esta banda en un intento de “ganarse el favor” de EE.UU.

Kingsley dijo que los miembros del grupo operaban el conjunto de computadoras dentro del campamento, como una “granja de trolls”, intentando empañar la imagen de la República Islámica.

Los exmiembros describieron la granja de trolls como un lugar donde “los miembros menores usan múltiples cuentas en Facebook y Twitter para colgar mensajes que critican al Gobierno iraní, elogian el liderazgo de MKO y promueven a sus cabilderos pagados”.

Una foto recientemente difundida desde el campamento del grupo terrorista antiraní Muyahidín Jalq (MKO) en Albania mostrando algunos de sus miembros operando conjuntos de computadoras para propagar mensajes a fin de empañar la imagen de la República Islámica de Irán.

 

El MKO ofrece lujosas conferencias cada año en París (la capital francesa), en las que participan funcionarios de varios países, en particular de EE.UU. y Arabia Saudí, como invitados de honor con el objetivo de recibir amparo económico.

Entre los últimos participantes en esos foros destacan el ex asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos John Bolton, el abogado personal del presidente estadounidense, Donald Trump, Rudy Giuliani, el ex primer ministro canadiense Stephen Harper y el exjefe de Inteligencia saudí el príncipe Turki al-Faisal.

Cuando Giuliani y Bolton pronunciaron sus discursos, a los miembros se les ordenó “tomar una línea particular y tuitearla 10 veces desde diferentes cuentas”, según Mohamadian, el exmiembro del MKO.

Kingsley también detalló que visitó en el campamento terroreista “un estudio de grabación”, donde los músicos componen canciones y vídeos musicales con lemas contra Irán, los cuales son luegos publicados en las redes sociales.

Integrantes del grupo terrorista antiraní Muyahidín Jalq (MKO).

 

El MKO ha perpetrado muchos asesinatos contra funcionarios y civiles iraníes desde la Revolución Islámica de 1979. Se puso del lado notoriamente del exdictador iraquí Sadam Husein durante la guerra de Irak contra Irán que se prolongó 8 años (de 1980 a 1988).

De los casi 17 000 iraníes que perdieron la vida en atentados terroristas registrados desde la victoria de la Revolución Islámica, cerca de 12 000 ocurrieron en ataques de Muyahidín Jalq.

Sin embargo, ignorando los crímenes cometidos por el MKO, Estados Unidos eliminó el 28 de septiembre de 2012 a esta banda antiraní de su lista de organizaciones terroristas.

tmv/ncl/alg/rba

Comentarios