• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi.
Publicada: jueves, 11 de agosto de 2016 14:27
Actualizada: miércoles, 26 de abril de 2017 9:01

La Cancillería iraní ha rechazado tajantemente las acusaciones británicas de un supuesto envío de armas a Yemen por parte del país persa.

Así lo ha denunciado este jueves el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi, tras rechazar las “falsas” reclamaciones del ministro británico para Medio Oriente y el norte de África, Tobias Ellwood, según las cuales Irán ha transferido armas a Yemen.

Además, ha resaltado que el Gobierno británico debe rendir cuentas a la opinión pública por ser uno de los principales proveedores de armas a Arabía Saudí y apoyar la masacre saudí contra el pueblo yemení.

El funcionario británico, en lugar de hacer tales acusaciones, basadas en informes infundados, mejor que responda a las preguntas de los representantes del Parlamento de ese país sobre el uso masivo e innegable de armas británicas en la masacre de niños y mujeres inocentes en Yemen", según indica el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi.

"El funcionario británico, en lugar de hacer tales acusaciones, basadas en informes infundados, mejor que responda a las preguntas de los representantes del Parlamento de ese país sobre el uso masivo e innegable de armas británicas en la masacre de niños y mujeres inocentes en Yemen”, ha sostenido el diplomático persa.

Qasemi, también ha cuestionado la negligencia de Londres ante las advertencias internacionales sobre el bloqueo de venta de armas al régimen saudí debido a sus ataques aéreos y al bloqueo contra civiles.

 

Tal y como revelan los informes, el Reino Unido ha vendido grandes cantidades de bombas al reino árabe y ha autorizado además la venta de armas a ese país por valor de más de 8000 millones de dólares, convirtiéndose así según los críticos, en uno de los cómplices de Riad en su aventura militar en Yemen.

A principios del mes de febrero, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, urgió al Reino Unido a detener la venta de armas a Arabia Saudí por los “bombardeos indiscriminados” en Yemen.

Además, Amnistía Internacional (AI) afirmó que el Gobierno del Reino Unido incumple las leyes internacionales vendiendo armas a Arabia Saudí para bombardear a los civiles en Yemen.

Según las últimas estadísticas de las Naciones Unidas, la guerra saudí contra Yemen, iniciada el 26 de marzo de 2015, ha dejado ya, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles.

myd/ktg/mrk

Commentarios