• Una congregación a favor del boicot contra el régimen de Israel en Alemania.
Publicada: lunes, 9 de noviembre de 2015 23:40

La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) tiene previsto aumentar sus medidas contra el régimen israelí en respaldo de los palestinos.

La actual ola de protesta es contra el régimen del apartheid, el racismo y la ocupación militar. Los palestinos tienen derecho de utilizar los métodos que consideren oportunos y el movimiento BDS es parte de esta resistencia y lucha”, anunció el lunes el portavoz de esa campaña internacional de boicot al régimen israelí, Mahmud Nawaja a la cadena iraní en lengua inglesa Press TV.

La actual ola de protesta es contra el régimen del apartheid, el racismo y la ocupación militar. Los palestinos tienen derecho a utilizar los métodos que consideren oportunos y el movimiento BDS es parte de esta resistencia y lucha, anunció el portavoz de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), Mahmud Nawaja.

En respuesta al anuncio del BDS para ampliar el boicot, algunas compañías israelíes declararon que varios palestinos están entre sus trabajadores; una reacción que fue catalogada por los activistas de truco para engañar a la comunidad internacional.

“Este es uno de los intentos de Israel para que la comunidad internacional se retire del movimiento BDS. Tratan de mantenerse libre de cargos por violar el derecho internacional al fabricar productos en los asentamientos ilegales. Incluso han creado un ministerio para combatir el boicot”, ha dicho el analista político Yihad Harb.

La decisión de BSD ha provocado preocupación entre las autoridades israelíes, dado que esta compaña internacional ha afectado gravemente la economía del régimen de Tel Aviv.

A principios de 2015, un informe del ministerio de finanzas del régimen de Israel indicó que podría perder hasta 10,5 mil millones de dólares al año si se adopta un boicot internacional completo, según informes israelíes.

El BDS es un movimiento propalestino lanzado en 2005 que exige el fin de la ocupación de Palestina, la igualdad para los ciudadanos árabe-israelíes y el derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Esta nueva medida de la campaña de boicot contra el régimen de Tel Aviv se produce en medio de la escalada de tensiones en los territorios ocupados palestinos debido a los constantes ataques de los soldados y colonos israelíes contra los palestinos, iniciados desde hace más de cuarenta días.

Un soldado israelí dispara contra manifestantes palestinos en la ciudad de Beitolahm (Belén), en Cisjordania. 14 de octubre de 2015

 

Los violentos ataques de los soldados israelíes a los palestinos en la Explanada de la Mezquita Al-Aqsa, centro religioso de suma importancia para los musulmanes, fueron el principal detonante de la Tercera Intifada.

Desde que el uno de octubre comenzara la Tercera Intifada en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza, al menos 80 palestinos han muerto y miles más han resultado heridos a manos de los soldados israelíes.

haj/ncl/hnb