• Ismail Razwan, un alto responsable del Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS).
Publicada: lunes, 2 de noviembre de 2015 10:05

El Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) declaró que cualquier intento regional o internacional para acabar con la actual Intifada no logrará su objetivo.

"Cualquier acción regional o internacional para abortar el levantamiento popular de los palestinos está condenada al fracaso, ya que los jóvenes dieron inicio a la actual Intifada", enfatizó el domingo Ismail Razwan, un alto responsable de HAMAS, durante una conferencia organizada en la Franja de Gaza en apoyo de la 3ª Intifada.

"Cualquier acción regional o internacional para abortar el levantamiento popular de los palestinos está condenada al fracaso, ya que los jóvenes dieron inicio a la actual Intifada", enfatizó el domingo Ismail Razwan, un alto responsable de HAMAS.

El funcionario de HAMAS, tras llamar al Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) y al Gobierno palestino a apoyar la Intifada de Al-Quds, afirmó que la resistencia es la única vía para unificar a todas las facciones palestinas y lograr sus objetivos.

Además, aseguró que la nación palestina seguirá con su lucha contra el régimen israelí para liberar la Mezquita Al-Aqsa, en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), y repatriar a los refugiados palestinos que viven en el extranjero.

Asimismo, Razwan  pidió al Gobierno palestino que suspenda las cooperaciones de seguridad con el régimen de Tel Aviv, ya que el pueblo palestino necesita que sus fuerzas de seguridad lo protejan de la violencia israelí.

Palestino lanza piedras contra soldados israelíes.

 

El viernes, Husam Bardan, un portavoz de HAMAS, advirtió de que si el régimen de Tel Aviv no ceja de cometer crímenes contra los ciudadanos palestinos, “nos forzará a aplicar nuevos métodos para obligarlos a cesar la represión”.

En la misma jornada del lunes, las fuerzas de seguridad del régimen israelí han matado a un palestino por presuntamente acuchillar a un soldado israelí en la ciudad de Yanin, en el norte de la ocupada Cisjordania.      

Desde hace más de cuatro semanas, tras una nueva serie de profanaciones de la Mezquita Al-Aqsa, se registran duros enfrentamientos entre los palestinos y los israelíes.  

Desde que el uno de octubre comenzara la  3ª Intifada en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza, al menos 74 palestinos han muerto y miles resultado heridos a manos de los soldados israelíes.

mkh/nii/

Commentarios