• El primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu (izda.), habla con la prensa junto a su ministro de asuntos militares, Moshe Yaalon (dcha.), cerca de la ciudad de Nablus, 6 de octubre 2015.
Publicada: miércoles, 7 de octubre de 2015 1:49
Actualizada: miércoles, 7 de octubre de 2015 3:35

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, anunció el martes que pretende colocar cámaras en la Cisjordania ocupada "para combatir el terrorismo", según cita Sputnik.

"Hemos decidido activar un plan para situar cámaras en todos los cruces (de carreteras) de Cisjordania, tanto en la tierra como en el aire, conectadas a una sala de operaciones", explicó el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu.

Hemos decidido activar un plan para situar cámaras en todos los cruces (de carreteras) de Cisjordania, tanto en la tierra como en el aire, conectadas a una sala de operaciones, explica el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu.

Netanyahu visitó el lugar, próximo a la colonia Itamar, donde el jueves se produjo un ataque contra una familia de colonos: una pareja y sus cuatro hijos fueron asesinados a tiros cuando viajaban en coche por una presunta célula del grupo palestino HAMAS.

El Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) se atribuyó la autoría de los disparos hacia el automóvil de colonos que salían de la colonia Itamar, sita en tierras palestinas, al sur de Nablus, aduciendo el derecho a la resistencia del pueblo palestino.

La instalación de cámaras "es un elemento importante para restablecer la seguridad y frustrar ataques terroristas", dijo Netanyahu, en un intento de responder a las demandas de seguridad de centenares de manifestantes de la ultraderecha radical israelí que protestaban el lunes delante de la residencia del primer ministro.

Una mujer palestina llora entre las ruinas de su casa destruida por militares israelíes.

 

Netanyahu aseguró que las fuerzas de seguridad del régimen israelí "se encargarán" de los comerciantes de la Ciudad Vieja de Al-Quds (Jerusalén) que el sábado pasado no ayudaron a una mujer israelí apuñalada por un palestino en una de las principales calles de la zona: "He pedido que sus negocios se cierren y que se les lleve ante la justicia", se indignó Netanyahu.

Asimismo, solicitó a la ministra de justicia del régimen israelí, Ayelet Shaked,(la misma persona que se manifestó en 2014 a favor del genocidio del pueblo palestino), que establezca un mecanismo a fin de acortar de forma significativa el proceso legal para poder demoler las casas de las familias de palestinos que cometen ataques. 

El pasado 23 de agosto el Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) denunció que el aumento de demoliciones de casas palestinas, especialmente de los beduinos, para posteriormente crear asentamientos ilegales israelíes, supone una violación a los derechos de los palestinos.

krd/nii/

Commentarios