• Militantes palestinos de la sala de operaciones conjuntas de las facciones de la Resistencia palestina en Gaza, 22 de mayo de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: martes, 5 de julio de 2022 0:00

HAMAS llamó al pueblo de la ocupada Cisjordania a apuntar al régimen de Israel con todas sus armas, alertando de consecuencias de cualquier acto contra Al-Aqsa.

“Todas las armas en Cisjordania deben apuntar al régimen ocupante”, hizo hincapié el lunes el jefe adjunto de la oficina política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Saleh al-Aruri.

Asimismo, advirtió al régimen de Tel Aviv de cualquier acto contra la Mezquita Al-Aqsa, ubicada en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), lo que puede estallar una explosión global, a la vez que denunció las excavaciones sin resultados de Israel bajo los cimientos de la mezquita.

Al asegurar que la nación palestina está lista para defender a Al-Quds por cualquier medio de resistencia, el titular de HAMAS dejó claro que los israelíes y países que normalizaron sus relaciones con Israel deben saber que los palestinos tienen la fuerza y ​​la voluntad necesaria para renovar su resistencia contra los ocupantes en cualquier situación.

 

“La batalla de Espada de Al-Quds fue un cambio estratégico en el enfrentamiento a la ocupación, e impuso una nueva ecuación al golpear a la entidad [israelí] en defensa de Al-Aqsa y las santidades”, destacó el funcionario de HAMAS, en alusión a una guerra entre la Resistencia palestina e Israel, desde 10 hasta el 21 de mayo de 2021.

Es más, el jefe de la dirección política de HAMAS, Ismail Haniya, alertó en junio que 150 misiles de la Resistencia palestina podrán destruir el régimen israelí en menos de cinco minutos. De hecho, puso énfasis en que Israel no tiene ningún lugar en Al-Quds y la Mezquita Al-Aqsa.

Tales afirmaciones se produjeron en el medio de la escalada de agresiones del régimen de Israel contra el pueblo palestino y sus ataques tanto a Al-Aqsa como otras partes del territorio ocupado, pese a que las autoridades palestinas han pedido en reiteradas ocasiones a Israel el fin de sus agresiones.

Ante tal situación, Palestina exige que Israel sea juzgado por sus crímenes de guerra o contra la humanidad, así como por la expulsión de la población palestina en los territorios ocupados, la apropiación ilegal de sus tierras, la demolición de sus casas y las detenciones arbitrarias.

mdh/hnb