• Jóvenes palestinos realizan un funeral simulado de Shireen Abu Akleh en Gaza, 17 de mayo de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 23 de mayo de 2022 17:28

Palestina presenta una carta a la CPI sobre los crímenes cometidos por el régimen de Israel contra los palestinos, en particular el asesinato de Shireen Abu Akleh.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) remitió el sábado el expediente de la muerte de la periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh a la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI), según ha informado este lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores palestino, por medio de un comunicado.

“El Ministerio pidió a la CPI que adoptara este informe para acelerar sus investigaciones y llevar a los criminales y asesinos ante la justicia internacional”, se lee en la nota.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad al-Maliki, ha denunciado esta misma jornada, en una entrevista con la agencia turca Andalou, que “lo ocurrido en el asesinato de Abu Akleh, es un crimen”.

Después del asesinato de la periodista el 11 de mayo a manos de las fuerzas israelíes en el campo de refugiados de Yenín (Cisjordania), la Autoridad Palestina exigió que las circunstancias fueran investigadas por la CPI de La Haya.

 

La CPI ya está examinando crímenes de guerra israelíes desde marzo de 2021, cuando la exfiscal de la Corte, Fatou Bensouda, anunció el inicio de una investigación al respecto en los territorios palestinos ocupados.

Israel deja sin investigar el asesinato de Abu Akleh

Una fuente militar israelí ha revelado esta semana que el ejército del régimen sionista no abrirá una investigación criminal sobre la muerte de Abu Akleh, señalando que “no hay ninguna sospecha real de un acto criminal”.

De hecho, dijo que la pesquisa provisional del ejército de Israel no pudo determinar si la periodista fue asesinada por disparos israelíes.

Esto, mientras que muchos gobiernos, grupos pro derechos humanos y organismos de prensa han pedido una investigación transparente sobre el caso.

La ANP, por su parte, denunció el resultado del estudio israelí y responsabilizó al régimen de ocupación por la referida medida atroz que se considera crimen de guerra.

tqi/rba