• Una excavadora, acompañada por soldados israelíes, destruye una casa palestina en la ocupada Cisjordania.

    Una excavadora, acompañada por soldados israelíes, destruye una casa palestina en la ocupada Cisjordania.

Un grupo de oenegés internacionales ha condenado la demolición de los edificios palestinos por el régimen de Israel en la ocupada Cisjordania.

La organización Ayuda Médica para los Palestinos (MAP, por sus siglas en inglés), ha informado este lunes que 31 grupos, entre ellos pro derechos humanos y de desarrollo, han hecho un llamamiento a los líderes mundiales a tomar medidas urgentes para detener las demoliciones israelíes.

En vez de estar desarrollando sus comunidades y sus medios de subsistencia, miles de palestino en el Área C (de Cisjordania) están viviendo en miseria con el constante temor de que mañana, su casa podría desaparecer y que podrían verse obligados a dejar su tierra”, ha criticado Catherine Essoyan, directora regional de Oxfam

Las entidades, entre las cuales se encuentran Amnistía Internacional (AI), Oxfam y ActionAid, también, han urgido al mundo hacer a Israel “rendir cuentas por las destrucciones injustificables de bienes palestinos y de los proyectos financiados con la ayuda internacional en los territorios ocupados de Cisjordania”.

Desde el pasado 17 de agosto, Israel intensificó la destrucción de casas palestinas en Cisjordania, bajo el pretexto de que habían sido construidas “ilegalmente”.

Según MAP, el ejército israelí ha destruido unas 63 viviendas y estructuras básicas, incluidas 12 infraestructuras humanitarias financiadas por la Unión Europea (UE), desde hace una semana. Estas medidas han dejado a más de 130 personas sin hogares.

“Las demoliciones están empujando a los palestinos al límite y a la destrucción de las perspectivas de paz. En vez de estar desarrollando sus comunidades y sus medios de subsistencia, miles de palestino en el Área C (de Cisjordania) están viviendo en miseria con el constante temor de que mañana, su casa podría desaparecer y que podrían verse obligados a dejar su tierra”, ha denunciado Catherine Essoyan, directora regional de Oxfam.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) en 1967.

El pasado 25 de junio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó una vez más al régimen israelí a abandonar sus decisiones de expandir ilegalmente sus colonias en los terrenos palestinos.

mrk/ctl/msf

Publicada: lunes, 24 de agosto de 2015 17:07
Actualizada: sábado, 10 de septiembre de 2016 12:39
Commentarios