• El bebé palestino de 18 meses, muere quemado vivo en ataque con cócteles molotov de los colonos israelíes en Cisjordania.

    El bebé palestino de 18 meses, muere quemado vivo en ataque con cócteles molotov de los colonos israelíes en Cisjordania.

El padre del bebé palestino quemado vivo la semana pasada en un ataque incendiario de los colonos israelíes ha fallecido en la madrugada de este sábado a causa de las heridas sufridas.

"Saad Daubasha ha muerto y se están haciendo los preparativos correspondientes para celebrar los funerales en Nablus (Cisjordania)", ha informado Ghassan Daghlas, el responsable de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para el norte de Cisjordania ocupada.

Saad Daubasha ha muerto y se están haciendo los preparativos correspondientes para celebrar los funerales en Nablus (Cisjordania)", informa Ghassan Daghlas, el responsable de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para el norte de Cisjordania ocupada.

El hermano de Saad, también, ha confirmado su deceso, en declaraciones a la agencia catarí de noticias Al-Jazeera.

Saad, de 32 años de edad, ha muerto en el hospital de Soroka donde había sido tratado por las quemaduras que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo.

Su esposa y su hijo de cuatro años, también, permanecen en estado crítico por las quemaduras en el 90 y 60 por ciento de sus cuerpos, respectivamente.

Miles de personas participan en el funeral del bebé palestino quemado vivo en un ataque de los colonos israelíes en la ciudad cisjordana de Nablus. 31 de julio de 2015

 

En la noche del pasado 30 de julio, un grupo de colonos israelíes atacaron con cócteles molotov una casa palestina en la localidad de Kafr Duma, en Nablus.

En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos.

Tras el suceso, el presidente Mahmud Abás apuntó al régimen israelí como el principal causante del ataque de los colonos, al tiempo que aseguró que presentará una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI).

El asalto, calificado de “terrorista” por toda la comunidad internacional, recibió duras condenas por parte de varios países del mundo, entre ellos IránEstados UnidosRusiael Reino UnidoEspañaAlemania e Italia.

Entretanto, el presidente del régimen de Tel Aviv, Reuven Rivlin, admitió que no han adoptado medidas necesarias para acabar con los actos terroristas de colonos israelíes contra los palestinos.

rba/ybm/msf

Publicada: sábado, 8 de agosto de 2015 4:06
Actualizada: jueves, 3 de septiembre de 2015 12:46
Commentarios