• El mundo se solidariza con Palestina ante los crímenes de Israel
Publicada: jueves, 13 de mayo de 2021 20:55
Actualizada: jueves, 13 de mayo de 2021 22:41

Diversos países del mundo han sido escenario de protestas en rechazo a la agresión del régimen israelí contra los palestinos, sobre todo en la Franja de Gaza.

Gritos de apoyo y solidaridad con el pueblo palestino, de condena y repudio contra las atrocidades israelíes. Tanto en la Franja de Gaza, como en Cisjordania ocupada y Al-Quds (Jerusalén). Marchas que se viven en diversos países del mundo, desde Europa, hasta África e incluso EE.UU.

En la ciudad turca de Estambul, tras el rezo colectivo de Eid al-Fitr, festividad que marca el final del mes sagrado del Ramadán, cientos marcharon por las calles con banderas palestinas.

Con lemas de Palestina libre, miles de personas se movilizaron en la capital de Austria, Viena, exigiendo el fin de la ocupación israelí y de sus crímenes.

Marchas similares tuvieron lugar en la capitalina ciudad de Nairobi, en Kenia. Manifestantes que dicen defender a Palestina con todo.

Las manifestaciones antisraelíes se registraron también en EE.UU., primer aliado del régimen de Tel Aviv. En la ciudad de Chicago, los manifestantes llegaron hasta el consulado israelí, rompiendo la bandera israelí y ondeando la palestina. Pidieron el fin del respaldo de la Casa Blanca a Israel.

La solidaridad con Palestina y condenas antisraelíes también llegaron a la escena política. El presidente de Irán, Hasan Rohani, llamó a frenar de inmediato las agresiones del régimen de Israel contra el pueblo palestino. Eso durante su conversación telefónica con el emir de Catar, el sheij Tamim bin Hamad al Thani.

Desde China, la Cancillería de este país instó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a actuar para detener la violencia en los territorios ocupados palestinos.

La víspera, EE.UU. frenó una declaración de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre los violentos acontecimientos en la Franja de Gaza, que enfrenta la mayor agresión israelí desde la guerra de 2014.

xsh/rba