• Palestinos protestan contra el llamado ‘acuerdo del siglo’ de EE.UU. en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, 1 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 24 de febrero de 2020 3:06
Actualizada: lunes, 24 de febrero de 2020 3:26

El llamado ‘acuerdo del siglo’ de EE.UU. es un “error histórico” que no se aplicará, pues no busca la paz sino sirve solo al régimen israelí, resalta un informe.

En un informe publicado esta semana, el instituto estadounidense Cato insiste en la necesidad de dudar de cualquier plan promovido por EE.UU. para poner fin al conflicto israelí-palestino, ya que, según recalca, Washington siempre actúa a favor de Israel.

La iniciativa estadounidense, desvelado el pasado 28 de enero por el presidente de EE.UU., Donald Trump, prevé la anexión por parte del régimen israelí de la región palestina de Cisjordania, señala el texto.

Además, prosigue, el ‘acuerdo del siglo’ entregaría a los israelíes no solo la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén), sino también sus fronteras y su espacio aéreo. “¡Este último incluso se presenta como un beneficio para los palestinos!”, ironiza.

Lo que busca el plan norteamericano es establecer un Estado palestino totalmente dependiente a Israel, agrega, antes de denunciar que “solo el lado israelí se considera digno por el plan estadounidense”.

 

Por otro lado, el texto alerta que el llamado ‘acuerdo del siglo’ busca convertir lo que queda de Palestina en un territorio bantustán —barrios marginales para separar a los negros de blancos y privarles de sus derechos, fundados durante la época de apartheid en Sudáfrica.

Debido a tales concesiones a Israel, así como impedir el retorno de los refugiados palestinos a su patria, el instituto norteamericano considera poco probable que EE.UU. y su aliado israelí puedan aplicar su iniciativa.

Las autoridades palestinas han denuncian en múltiples ocasiones que el plan de Washington “favorece solo a la política israelí” de expandir los asentamientos y el colonialismo. Por ello, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha elaborado un plan alternativo al de EE.UU. que busca reconocer a un Estado palestino independiente dentro de las fronteras de 1967.

fmk/rha/rba