• El premier en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, ofrece un discurso en Al-Quds (Jerusalén), 16 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 20 de febrero de 2020 16:33
Actualizada: jueves, 20 de febrero de 2020 19:14

Los palestinos repudian el plan israelí de lanzar vuelos directos entre los territorios ocupados y Arabia Saudí, so pretexto de favorecer a los peregrinos.

La reacción palestina se produce después de que Mickey Zohar, un miembro del partido Likud informara el miércoles de que el premier en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, estaba coordinando con las autoridades saudíes para lanzar vuelos directos al país árabe “con el fin de enviar a peregrinos palestinos a las ceremonias del Hach”.

Miles de palestinos viajan anualmente a Arabia Saudí para realizar la peregrinación del Hach bajo la tutela de Jordania. Aproximadamente 6000 palestinos hacen un viaje de 1600 kilómetros en autobús cada año para llegar a La Meca.

Kamal al-Jatib, el vicepresidente del Movimiento Islámico en los territorios ocupados de Palestina, dijo el miércoles que el régimen de Tel Aviv trata de usar a los musulmanes como una herramienta política para fortalecer sus lazos florecientes con la monarquía de Arabia Saudí.

Al-Jatib también resaltó que Netanyahu busca establecer vehículos con los países árabes para escapar de los cargos de corrupción presentados en su contra. “Netanyahu no escatimará esfuerzos para ganar las elecciones”, indicó.

A su vez, la televisión catarí Al-Jazeera ha resaltado que dicho plan israelí es una parte de la campaña electoral de Netanyahu para atraer los votos de los ciudadanos árabes, así como presionar a Jordania.

 

Riad no mantiene relaciones formales con el régimen de Israel, pues no lo reconocen como un “estado” soberano. Sin embargo, en julio de 2015, el portal de revelaciones WikiLeaks reveló la existencia de cooperaciones secretas entre Israel y Arabia Saudí en seguridad y actividades de espionaje, además de planes para normalizar sus relaciones.

Desde entonces, salieron a la luz un sinnúmero de documentos que demuestran el creciente acercamiento secreto entre los israelíes y los saudíes, que se fortaleció aún más tras la guerra saudí en Yemen y la decisión del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, de nombrar en junio de 2017 a su hijo Muhamad como príncipe heredero de la monarquía.

Tanto las autoridades palestinas como el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), entre otras facciones, han condenado los esfuerzos de los Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico para normalizar las relaciones con el régimen de Tel Aviv pese a los crímenes israelíes contra los palestinos.

alg/lvs/ftn/rba

Comentarios