• Ramadán Abdolá, secretario general del movimiento palestino de la Yihad Islámica.
Publicada: domingo, 2 de agosto de 2015 8:14
Actualizada: jueves, 3 de septiembre de 2015 12:07

El movimiento de la Yihad Islámica de Palestina ha hecho un llamamiento a todas las facciones para perseguir más activamente la lucha contra el régimen de Tel Aviv, tras el reciente acto salvaje de colonos israelíes que quemaron vivo a un bebé palestino en la ocupada Cisjordania.

En un comunicado emitido el sábado, el secretario general de la Yihad Islámica, Ramadán Abdolá, urgió a "todas las facciones de la resistencia y sus respectivas alas militares, en particular las Brigadas al-Quds, a intensificar la resistencia y responder de manera contundente ante este nuevo crimen de los sionistas".

Dirigiéndose a la familia del bebe palestino asesinado, Ali Saad Daubasha, de 18 meses de edad, Abdolá agregó que “con el corazón encogido recibimos la noticia de la tragedia que cometieron los colonos israelíes contra su familia, el pueblo palestino y la humanidad, sobre todo porque la víctima era un pequeño bebé inocente".

Con el corazón encogido recibimos la noticia de la tragedia que cometieron los colonos israelíes contra su familia, el pueblo palestino y la humanidad, sobre todo porque la víctima era un pequeño bebé inocente", dijo el secretario general de la Yihad Islámica Ramadán Abdolá.

Abdolá sostuvo que los intentos constantes del régimen de Israel para "borrar" la identidad palestina de los territorios ocupados deben motivar a los palestinos a actuar más unidos y luchar para proteger a su tierra y su gente.

El bebé palestino de 18 meses muere quemado vivo en ataque con cócteles molotov de los colonos israelíes en Cisjordania.



Los colonos israelíes atacaron el jueves con cócteles molotov dos casas palestinas cerca de la ciudad cisjordana de Nablus, cuando sus habitantes estaban dormidos. 

En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos. Los asaltantes además pintaron en las paredes algunos lemas racistas en hebreo. Uno de ellos decía “venganza”.

La nueva atrocidad israelí generó una gran ola de furia entre los palestinos y la comunidad internacional.

El sábado, las Brigadas Ezzedin al-Qassam, brazo militar del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), prometió que hará pagar con la misma moneda la muerte del bebé palestino quemado vivo por colonos israelíes.

“No nos vamos a mantener en silencio (…) haremos arder el suelo por donde pisan los sionistas y sus soldados”, advirtió su portavoz, Abu Obaida.

El presidente del Estado palestino, Mahmud Abás, aseguró el viernes que llevará el caso del bebé palestino ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.

Por su parte, el portavoz de la política exterior de HAMAS, Husam Badran, anunció que "este crimen de quemar una casa y matar a un niño palestino no será nunca olvidado" y "convertirá a los soldados y colonos de la ocupación (israelí) en blancos directos de ataques de la resistencia armada".

Asimismo, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) repudió el ataque y lo consideró parte de una “escalada sin precedentes contra nuestro pueblo”. “Declaramos la guerra a los colonos, a los asentamientos y a los asesinos”, indicó en su comunicado.

mep/ctl/hnb

Commentarios