• Un palestino inspecciona los restos de un edificio demolida por los israelíes en una aldea de la ocupada Cisjordania, 9 de marzo de 2015.

La corte suprema del régimen de Tel Aviv dio luz verde el lunes a las autoridades israelíes para demoler un pueblo palestino en la ocupada Cisjordania.

Se trata de la aprobación de una solicitud de la administración civil israelí para destruir las casas y los puestos palestinos en el pueblo de Susiya, cerca de la ciudad de Al-Jalil (Hebrón), obligando así a 450 palestinos a desplazarse.

Palestinos desplazados tras la demolición de sus casas por las excavadoras israelíes en la ocupada Cisjordania, 29 de abril de 2014.

 

El tribunal supremo decidió “con el pretexto de que no hay infraestructura en la zona”, expresó un residente de la aldea, Nasr al-Nawajaa.

El jefe del consejo local de Susiya, Jihad al-Nawajaa, aludió que el régimen sionista pretende desalojar el pueblo con el fin de construir un parque para los colonos israelíes.

Hemos sido repetidamente hostigados, y nuestras casas han sido arruinadas varias veces por las fuerzas de ocupación israelí y los colonos; pero no nos marcharemos”, agregó Al-Nawajaa

“Hemos sido repetidamente hostigados, y nuestras casas han sido arruinadas varias veces por las fuerzas de ocupación israelí y los colonos; pero no nos marcharemos”, agregó Al-Nawajaa, enfatizando que los residentes palestinos están viviendo en esta región por más de 30 años.

Un palestino agarra un altavoz dañado perteneciente a una mezquita demolida por las excavadoras israelíes en la ocupada Cisjordania, 29 de abril de 2014.

 

En las últimas décadas, el régimen de Tel Aviv ha intentado judaizar Al-Quds (Jerusalén) a través de distintos métodos como la demolición sistemática de casas pertenecientes a los palestinos en sus propios territorios, así como la construcción de asentamientos ilegales y la acogida de inmigrantes judíos.

Este régimen, indiferente ante las advertencias de la comunidad internacional para detener la construcción de viviendas en los territorios ocupados palestinos, ha dejado a miles de palestinos sin hogar, agua potable, electricidad e instalaciones eléctricas.

El pasado 27 de abril, el régimen de Israel autorizó la construcción de 77 unidades de viviendas en asentamientos ilegales en el este de Al-Quds, según la organización israelí ‘Paz Ahora’.

En respuesta, el ministro palestino de Asuntos Exteriores, Riad al-Maliki, anunció la semana pasada que su país demandará al régimen de Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI) por su insistencia de expandir las colonias ilegales.

bhr/rha/msf

Publicada: martes, 5 de mayo de 2015 10:03
Commentarios