• Soldados y policías israelíes reunidos alrededor del cuerpo de un palestino muerto tras recibir un disparo en la cabeza por un militar israelí en el centro de la ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón). 24 de marzo de 2016
Publicada: jueves, 2 de junio de 2016 16:25
Actualizada: lunes, 3 de abril de 2017 8:43

Un nuevo vídeo sobre la muerte a tiros de un palestino herido por un soldado israelí muestra cómo una persona, en la escena, patea un cuchillo hacia su cuerpo, a fin de falsificar las evidencias.

Las imágenes, difundidas el miércoles, se refieren a los acontecimientos del pasado 24 de marzo en la localidad de Al-Jalil (Hebrón), donde el soldado israelí, Elor Azaria, dispara en la cabeza del palestino desarmado, Abdul Fatah al-Sharif, mientras estaba herido tras haber supuestamente apuñalado a un soldado israelí.

Un tribunal militar del régimen de Israel comenzó el juicio contra Azaria, acusado de homicidio, sin embargo su abogado ha alegado que el soldado disparó y mató a Al-Sharif, ante el temor de que la víctima utilizaría el cuchillo para apuñalar a otras personas.

El video fue difundido por el grupo humanitario israelí B'Tselem durante una sesión del juicio contra la fuerza israelí.

En la grabación, se ve ensangrentado e inmóvil al palestino Abdul Fatah al-Sharif, tendido en el suelo y una ambulancia alejándose de él. A continuación se aprecia cómo una persona cuya cara no se ve, lanza un cuchillo hacia el cadáver del joven palestino, de 21 años, con la supuesta intención de hacer ver que el arma estaba a su lado antes de que lo dispararan.

El periódico israelí Jerusalem Post, apuntó que los investigadores de las fuerzas de guerra israelíes (IDF) afirman que fue un conductor de la ambulancia el que tiró el cuchillo para que pareciera que el soldado mató al palestino en defensa propia. Sin embargo, el cuchillo estaba fuera del alcance del Al-Sharif incluso antes de que disparasen contra él, sostiene la publicación.

El fiscal israelí, el teniente coronel Nadav Weisman, quien es el principal investigador en el ejército del régimen de Tel Aviv, ha afirmado: “Al-Sharif acercó la mano hacia el cuchillo que estaba a su lado, sin embargo, demostremos que este alegato es falso”.

Hay una documentación que aclara la distancia del cuchillo antes y después de los disparos, según esta el cuchillo está lejos del atacante, ha dicho Weisman para luego añadir que el acusado, al defenderse dice que no cree en el video, y está convencido de que el cuchillo fue documentado por otros también, y asegura que demostrará sus argumentos en la corte.

fdd/ktg/nal

Commentarios