• El primer ministro palestino, Rami Hamdalá.
Publicada: lunes, 4 de abril de 2016 16:20

Palestina ha saludado la decisión de la Unión Europea (UE) de etiquetar los productos hechos en asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados.

"El etiquetado de bienes de los asentamientos es un paso en la dirección correcta", ha resaltado este lunes el primer ministro palestino, Rami Hamdalá, durante una reunión en la ciudad cisjordana de Ramalá con Christian Berger, director para Oriente Medio y el Norte de África del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Además, Hamdalá ha exigido a las autoridades europeas a dar un paso más y suspender la importación de los productos provenientes de las colonias ilegalmente construidas por el régimen de Israel en los territorios ocupados palestinos.

El etiquetado de bienes de los asentamientos es un paso en la dirección correcta", resalta el primer ministro palestino, Rami Hamdalá.

El Parlamento Europeo (PE) aprobó el 10 de septiembre de 2015 una normativa sobre el etiquetado que identifique los productos de origen de los territorios ocupados por el régimen de Israel, una medida que provocó la ira de las autoridades del régimen de Tel Aviv.

Por otra parte, ha llamado a todos los países integrantes del bloque europeo a reconocer el Estado palestino y elevar a este nivel sus lazos diplomáticos con Palestina.

El premier palestino ha abordado también con el funcionario europeo la iniciativa francesa para celebrar una conferencia internacional a fin de promover las conversaciones de paz entre los palestinos e israelíes.

"Tal conferencia debería insuflar nueva vida al estancado proceso de paz y asegurar la implementación de las resoluciones de las Naciones Unidas", ha señalado.

Con la mediación de Washington y tras tres años de interrupción, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el régimen israelí retomaron los llamados diálogos de paz en julio de 2013, pero se volvieron a trabar por la insistente medida colonizadora del régimen de Tel Aviv.

El premier israelí, Benyamin Netanyahu, suspendió formalmente las llamadas conversaciones de paz el 24 de abril de 2014, insistiendo en las políticas expansionistas del régimen israelí en los territorios ocupados palestinos.

Los asentamientos israelíes son considerados ilegales por las Naciones Unidas y la mayoría de los países, porque los territorios fueron arrebatados por el régimen de Tel Aviv a Palestina en la llamada Guerra de los Seis Días (1967), y la Convención de Ginebra prohíbe construir en territorio bajo ocupación.

rba/ctl/nal

Commentarios