• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.
Publicada: martes, 27 de octubre de 2015 10:06

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, aseguró que jamás permitirá la formación de un Estado palestino independiente y exhortó a la necesidad de ocupar todo el territorio palestino.

"En este momento es necesario controlar todo el territorio durante un futuro inmediato", precisó el premier durante su intervención la noche del lunes en una sesión de la knesset (parlamento israelí).

En este momento es necesario controlar todo el territorio durante un futuro inmediato", precisó el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

Con estas declaraciones Netanyahu alegó cumplir con su promesa electoral hecha en marzo, cuando aseguró que si es reelegido no permitirá la creación de un Estado palestino.

En respuesta a los partidos de izquierda que lo culpan de la inseguridad en los territorios ocupados debido a su rechazo a una solución de dos Estados, Netanyahu se preguntó: "¿Crees que hay una varita mágica aquí?, pero no estoy de acuerdo", les dijo: "me preguntan si vamos a vivir para siempre con la espada, sí".

Olvidando las principales razones del fracaso de las conversaciones de paz con los palestinos, entre ellas la construcción de asentamientos ilegales israelíes en las tierras palestinas, el premier acusó a la parte palestina de bloquear el proceso por su negativa a reconocer el derecho a existir de Israel.

En otro orden de cosas, reconoció la existencia de un plan para revocar residencia a 100 mil palestinos de los más de 370.000 que viven en el término municipal de Al-Quds (Jerusalén), y explicó que si no ha habido avances en este sentido se debe a retrasos en el ministerio de asuntos legales.

"Necesitamos examinar la posibilidad de cancelar su residencia. Debe haber una discusión acerca de esto", agregó. En la zona indicada por el primer ministro israelí se encuentran el campamento de refugiados de Shuafat y el barrio de Kafr Aqab.

El Gobierno de Estados Unidos afirmó el lunes que "sería una preocupación" si Israel cancelara estos permisos de residencia. "Si eso fuera cierto, sería una preocupación para nosotros", dijo el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, sin hacer más comentarios al respecto.

Desde su creación de facto en 1948, el régimen israelí ha violado los derechos de los palestinos aplicando políticas racistas y punitivas contra ellos, con el fin de expulsarlos de sus tierras.

Una excavadora israelí demuele una casa palestina en Cisjordania.

 

Los esfuerzos del régimen de Tel Aviv para judaizar los territorios ocupados palestinos aumentan cada vez más, pese a las advertencias de la comunidad internacional. La demolición sistemática de casas palestinas y la construcción de asentamientos ilegales para albergar a colonos son dos medidas habituales de Israel para expulsar a los palestinos de su tierra.

Actualmente, los territorios ocupados palestinos viven una situación de máxima tensión a raíz de los ataques de militares israelíes y de la profanación de la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds por colonos y fuerzas del régimen de Tel Aviv.

Hasta el momento, al menos 61 palestinos han muerto y otros 7100 han resultado heridos en lo que va del mes (octubre de 2015) a manos de efectivos israelíes.

ftm/rha/mrk

Commentarios