• Cristianos se manifiestan en Al-Quds para protestar contra la discriminación educativa.
Publicada: domingo, 6 de septiembre de 2015 17:39

Varios miles de cristianos han salido a las calles de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), para denunciar una profunda discriminación que sufre esa minoría en el sistema educativo israelí.

Los manifestantes cuyo número superaba las 2000 personas, según la policía, y 3000 según los organizadores, se han congregado este domingo frente a la oficina del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, para protestar contra los fuertes recortes presupuestarios aplicados por el régimen contra las escuelas cristianas.

"No queremos más que igualdad", ha dicho Giacinto Boulos Marcuzzo, obispo auxiliar y vicario patriarcal, uno de los líderes religiosos que acudió a la protesta junto a otros cientos de altos dirigentes políticos de la minoría árabe.

Llevando pancartas en las que se leían “no queremos quedarnos en casa” o “igualdad para todos”, los indignados cristianos dicen que tras el recorte de su presupuesto educativo, reciben un tercio de lo que el régimen de Israel asigna a los judíos.

Según Marcuzzo, durante los últimos años el ministerio de educación ha ido recortando las partidas de 47 escuelas regidas por la Iglesia, y como consecuencia dichos colegios reciben actualmente menos del 30 % que otras en los territorios ocupados.

Las fuerzas israelíes montan guardia durante una protesta de estudiantes cristianos en contra de lo que definen como la discriminación en la financiación de sus escuelas, 6 de septiembre de 2015.

 

"El señor Bennett, 33.000 alumnos están esperando por su respuesta", se leía en una de las pancartas, haciendo referencia al ministro israelí de educación, Naftali Bennett, del partido ultranacionalista Hogar Judío, a quien piden liberar más fondos para las escuelas cristianas.

Más de 33.000 alumnos que estudian en 47 escuelas cristianas semi-privadas junto a sus 3000 maestros han iniciado una huelga indefinida desde el pasado 1 de septiembre cuando se inició el año escolar en los territorios ocupados. Se prevé que mañana, lunes, los alumnos musulmanes también acudan a ese paro en señal de solidaridad.

Según los indignados, con el recorte del presupuesto de las escuelas cristianas el régimen de Tel Aviv busca presionar a dichos centros para que se conviertan en colegios públicos, una oferta que los manifestantes han rechazado por considerarla una clara injerencia en los valores de las escuelas cristianas.

Las minorías étnicas y religiosas en los territorios ocupados denuncian que se enfrentan a una profunda discriminación en todas sus formas, entre ellas racial, religiosa e institucionalizada.

Palestino lamentando la demolición de su casa por fuerzas israelíes

 

La masiva demolición de las viviendas palestinas en la Cisjordania y Al-Quds por parte del régimen de Israel para convertirlas en asentamientos, considerados ilegales por parte de la comunidad internacional, y semanas de represiones violentas en el pasado mes de mayo contra la comunidad etíope, son ejemplos de la discriminación y el racismo que aplica el régimen israelí.

ftm/ktg/mrk

Commentarios