• El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habla en una rueda de prensa en la Casa Blanca, 28 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 18:05
Actualizada: martes, 28 de enero de 2020 20:49

Israel considera un “día histórico” el lanzamiento del plan de paz de Trump y asegura que este impide el retorno de refugiados palestinos a territorios ocupados.

En una rueda de prensa celebrada en Washington D.C. (capital estadounidense), el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha afirmado este martes que, conforme al llamado ‘acuerdo del siglo’ del presidente de EE.UU., Donald Trump, los refugiados palestinos no tendrán derecho a regresar a los territorios ocupados por el régimen de Israel.

Estas declaraciones llegan después de que Trump, acompañado por el propio Netanyahu, presentara en la Casa Blanca su plan proisraelí para resolver el conflicto palestino-israelí, garantizando la seguridad de su aliado israelí.

Netanyahu ha calificado la presentación del plan de paz de Trump de “día histórico”, aseverando que esa iniciativa contempla que EE.UU. “reconocerá los asentamientos como parte de Israel”.

El premier del régimen ocupador de Israel ha dicho, además, que el mandatario estadounidense le ha otorgado a Tel Aviv la soberanía del valle del Jordán y ha agregado que Trump es “el mejor amigo” que ha tenido Israel en la Casa Blanca.

 

Asimismo, ha indicado que está dispuesto a acordar con los palestinos “un camino hacia un futuro Estado”, mientras que ha puesto como condición que reconozcan al “Estado judío”.

Trump ha anunciado que Al-Quds (Jerusalén) es la “capital indivisible” de Israel y ha elogiado los servicios que ha brindado al régimen israelí desde el traslado de la embajada de EE.UU. a Al-Quds hasta el reconocimiento de la soberanía israelí sobre los altos sirios del Golán.    

El presidente estadounidense ha precisado que su propuesta es “fundamentalmente diferente” a las que fueron realizadas en el pasado, para luego aseverar que constituye una “oportunidad histórica” para los palestinos a fin de que logren su Estado independiente. 

En diciembre de 2017, Trump declaró ilegalmente a la ciudad palestina de Al-Quds capital de Israel y en mayo de ese mismo año trasladó la misión estadounidense de Tel Aviv (oeste de la Palestina ocupada) a la referida urbe. Tras la materialización de esta medida, la dirección palestina interrumpió todo tipo de contactos oficiales con la Administración estadounidense.

nkh/anz/myd/mkh

Comentarios