Publicada: jueves, 15 de septiembre de 2022 20:09

El régimen de Israel está lidiando actualmente con una miríada de desafíos existenciales que lo está empujando a un estado perpetuo de colapso inminente.

Además de sus problemas geopolíticos y regionales, la sociedad israelí está inundada en una abrumadora crisis socioeconómica. Dado que la cultura se considera una fuente de cohesión nacional, no existe una fuerte identidad nacional entre los israelíes, lo que, sin duda, representa una amenaza para su homogeneidad social.

Los llamados movimientos nacionales en Israel han dado paso a afiliaciones étnicas y raciales, mientras que los partidos políticos simplemente reflejan estos cismas sectarios.

Estas fallas sociales étnicas revelan que Israel no puede definirse como una sociedad armoniosa, sino más bien como un archipiélago de comunidades étnicas dispares y aisladas que existen en un mar de desdén hirviente y odio turbulento.

A pesar de la ideología del sionismo de que los judíos deben preservar diligentemente su identidad y marcos culturales para merecer un estado en la llamada “Tierra Prometida de Dios”, muchos jóvenes israelíes siguen confundidos acerca de su identidad.

Además, al menos superficialmente, el sistema político sionista se basa en el laicismo, que nada tiene que ver con el judaísmo, con su estricta y ortodoxa ley religiosa, principal lazo que podría unir a diferentes comunidades con cosmovisiones insuperablemente divergentes.

Hoy en día, muchos israelíes creen que su sociedad, en ruinas, ha estado plagada de un dilema de identidad inextricable que ya ha sellado la ruina inminente de Israel en los próximos años.

Aparte de sus interminables embrollos políticos, Israel se ha visto sumido en una crisis económica, institucional y financiera más rápido de lo esperado.

Qué vida miserable llevan los israelíes en los territorios palestinos

Los siguientes son simplemente algunos ejemplos de la vida insufrible y miserable que experimentan los israelíes hoy en día en los territorios ocupados:

Un tercio de los israelíes se abstiene de buscar servicios de salud mental debido a la vergüenza y el miedo a ser sometido a juicios sociales negativos y, en los últimos cinco años, el suicidio ha sido la segunda causa de muerte entre los hombres de 15 a 24 años y la tercera causa de muerte para mujeres en el mismo grupo de edad.

Durante la década anterior, alrededor de la mitad de los intentos de suicidio fueron realizados por hombres y mujeres israelíes menores de 25 años.

La tasa de suicidio entre los colonos etíopes es 3,5 veces mayor que en otros colonos. Además de los problemas socioeconómicos generalizados, los miembros de esta comunidad desfavorecida enfrentan mayores prejuicios sociales.

Alrededor del 45 % de los docentes israelíes han experimentado violencia verbal y física, daños a la propiedad privada, abuso en Internet y acoso sexual por parte de los estudiantes, pero la mayoría de ellos permanece en silencio debido a la falta de apoyo del sistema judicial. Además, a los maestros les preocupa que cualquier acción legal pueda manchar su reputación y credibilidad.

Según una investigación reciente, una de las razones por las que los docentes israelíes abandonan sus profesiones en los primeros tres años es la violencia contra ellos, lo que les lleva a perder la confianza y la autoridad sobre sus alumnos.

Los adolescentes israelíes enfrentan acosos ​​sexuales a un ritmo alarmante. El incidente de violación representó entre el 30 % y el 33 % de los casos denunciados este año. Entre el 14 y el 17 % de los incidentes involucraron suicidio u otras situaciones potencialmente mortales.

Otra investigación que rastreó el comportamiento en línea de los adolescentes israelíes en las redes sociales encontró que el discurso de los adolescentes se está volviendo peligrosamente radical. Estos discursos en Internet incluyen amenazas de muerte, abuso sexual, comentarios vulgares sobre religión y lenguaje obsceno.

De hecho, el régimen sionista que está tratando desesperadamente de detener el tictac del reloj del fin del mundo se ha estado ahogando en su propia miseria social.

Jeff Gates, un famoso analista estadounidense autor del renombrado libro “Democracia en riesgo”, escribió en un artículo que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU. pone en duda la supervivencia de Israel más allá de las próximas dos décadas.

El exdirector del Mossad Shabtai Shavit también expresó en marzo de 2018 serias preocupaciones sobre el futuro de Israel.

“Como personas de inteligencia, nuestra habilidad más importante es poder anticipar el futuro”, sentenció Shavit. “Así que me pregunto qué van a heredar mis nietos, y no puedo dar una respuesta a eso”, agregó.

Por Mohsen Khalif