Publicada: domingo, 7 de enero de 2018 13:23
Actualizada: domingo, 7 de enero de 2018 15:16

La crisis política generada a partir del descubrimiento de casos graves de corrupción contra el Gobierno de Otto Pérez Molina, que finalmente acabó con renuncias e incluso prisión provisional no terminó con las elecciones que le da el triunfo a Jimmy Morales y a un partido compuesto por políticos defenestrados.

Para los que vieron con incredulidad o asombro el voto guatemalteco de apoyo a Estados Unidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) que condenaba la decisión de aquel país de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén), pues la posterior decisión de unirse, contra la voluntad internacional, a Washington de trasladar su propia representación diplomática a aquella ciudad que actualmente se encuentra en medio de la controversia que provoca la ocupación y anexión de Israel desde la guerra de 1967.

Habiendo Guatemala roto su neutralidad en el diferendo y tomado parte activa a favor de Israel las voces no cesaron preguntando ¿por qué? Y luego advirtiendo las consecuencias. Partiremos de enunciar las consecuencias sobre las que han coincidido muchos expertos, estas se pueden resumir en tres:

     1. Consecuencias económicas, actualmente Guatemala produce Cardamomo que según el viceministerio de integración y comercio exterior en su informe al 7 de diciembre del 2016: En el año 2015 exportó al Mundo US$243.3 millones de dólares, al mes de agosto 2016 asciende a US$156.7 millones de dólares, lo que representa para la economía nacional la posición 13 dentro del total de 136 productos exportados por Guatemala al Mundo, con una participación de menos del 2.3% siendo Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos los principales importadores y cuyos países en 1994 cuando Guatemala intento hacer lo mismo amenazaron con boicotear las exportaciones del aromático bajo el argumento que dicha decisión afectaba la posición de Palestina en la mesa de negociaciones con Israel y justificaba lo que para ese entonces, como ahora, las acciones ilegales y criminales del régimen de Israel, dichas amenazas bastaron para dar marcha atrás con dicho traslado, hay que puntualizar que Guatemala y su presidente Ramiro de León Carpio adujo en parte las mismas razones que el actual presidente. Según el Banco de Guatemala y otros expertos el cultivo del cardamomo representa una fuente de ingresos a poco mas poco menos de medio millón de campesinos en el norte de país que por cierto cuenta con los niveles más altos de pobreza, analfabetismo y desnutrición, la agricultura de subsistencia se combina con la producción de cardamomo que es desarrollada por pequeñas unidades familiares y medianos agricultores no por grandes corporaciones como sucede con la caña de azúcar o la palma de aceite. Los impactos económicos han sido menospreciados por el Estado mismo para minimizar los impactos económicos de su decisión para el año 2018 que se verá a partir de las peticiones de aumento de aranceles de las exportaciones de cardamomo para mediados del año con la celebración del Ramadán, por otro lado, existen otras exportaciones de productos manufacturados menor cuantía que igualmente va a repercutir en la disminución del empleo.

     2. Al asumir un bando en la disputa en medio oriente por parte del Estado de Guatemala esto la imposibilita en opinar en forma neutral y la hace vulnerable en cuanto a las naciones que abiertamente están apoyando la posición Palestina en el concierto internacional empezando por todos los países árabes y luego por aquellos donde existe una mayoría de población musulmana ejemplo Indonesia y Turquía, que ya se han pronunciado al respecto, compromete la participación de Guatemala en instancias a nivel multilateral que necesita del apoyo de otras naciones que no estén precisamente en la red de dependencia diplomática norteamericana. La repulsa internacional es similar a la vivida en 1980 cuando el 31 de enero en una dudosa intervención policial que termina con el incendio de la embajada de España dejando como saldo la muerte de 37 personas esto aisló al Estado hasta que seis años después se instauro un gobierno democrático que asume su responsabilidad, lo acontecido con el traslado de la embajada de Guatemala a Al-Quds hace retroceder la política internacional 27 años, los años cuando la participación en instancias a nivel internacional es rechazada no por un sentimiento antisemita sino por la presión diplomática no solo de países árabes que apoyan los esfuerzos de negociación de la paz y porque no decirlo por fortalecer, al menos diplomáticamente, la posición Palestina. Guatemala al asumir un bando ha dicho que su voz al igual que su par norteamericana ya no están a favor de una negociación de paz, están abierta y decididamente favoreciendo la posición israelí, esta es la cosecha final de las inversiones en política local que el régimen de Israel ha hecho con negocios que favorecen a políticos locales, becas y viajes a la “única democracia de medio oriente”.

Lo que resulta obvio para muchos países que se extrañaron del voto de aquel país que resulta difícil la pronunciación de su nombre en inglés, francés, alemán y chino, la siguiente pregunta es ¿por qué?, porque un país que no tiene ninguna importancia a nivel internacional, que a lo mucho resuena por la procedencia de la Premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú y por su cantante más famoso, al menos en el mundo hispano hablante, Ricardo Arjona y solamente resuena cuando junto con Honduras y El Salvador resuenan como las naciones más violentas del mundo entero, más violentas que la mayoría de países del África Subsahariana eso sin mencionar Medio Oriente sumido en varios conflictos armados, esta nación junto con Honduras que es la muestra más palpable de Estado fallido deciden utilizar su voto en Naciones Unidas, donde todos son reconocidos “teóricamente” como iguales asumen lo que evidentemente era un espaldarazo al actual gobernante norteamericano y luego al régimen de Israel en ese orden, pero regresemos a la pregunta y esta encuentra en el caso de Guatemala con cuatro aspectos indispensables para ahondar en el análisis a saber:

     1. Deuda histórica 1: Esta respuesta nos regresa a Centroamérica del conflicto armado en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, donde la conflictividad social y el avance de ideologías específicas que alimentaban esa conflictividad lograron ubicar a la región en uno de los escenarios más importantes del conflicto entre occidente y oriente, entre la influencia norteamericana y la soviética aspecto que ha sido abordado por decenas de historiadores y cientistas sociales. En aquellos años de conflictos armados las naciones proveedoras de armas y asistencia específica jugaron un papel muy importante, podemos dividirlas en dos, las que jugaron un papel por razones ideológicas y las que jugaron un papel por razones netamente comerciales, Israel en específico jugó un papel comercial, no había intereses específicos en la región por ello vendió su producto como lo hacía con otras naciones, en la Nicaragua de los Somoza y en El Salvador antes de la ofensiva de 1980 y no digamos Guatemala de los generales presidente específicamente después de 1974 cuando comenzaron a fraguarse algunos planes para recurar el territorio de Belice que estaba en disputa con el Reino Unido.

A partir de 1979 cuando ganan los sandinistas en Nicaragua y después de 1980 cuando la guerrilla hace tambalear el Gobierno de El Salvador Estados Unidos asume que su papel en el conflicto centroamericano debería ser más activo, se arma en Nicaragua todo un ejército contrarevolucionario y en El Salvador se arma al ejército nacional a tal grado que según muchos analistas para la segunda ofensiva del FMLN de 1989 este recibía un millón de dólares al día en insumos y asistencia militar.

Por su parte Guatemala, era un caso especial, según el libro escrito por el Capitán Oscar Platero, el Gobierno estadounidenses había decidido no dar asistencia militar porque esta nación estaban amenazando a su aliado Inglaterra pero por otro lado la amenaza guerrillera era menor que la alcanzada en las otras dos naciones centroamericanas, de ahí que Israel prácticamente se queda solo con un cliente en la región, es de suponer que siendo este también aliado norteamericano hubo una tercerización de la asistencia militar sin carácter ofensivo solo defensivo, nada de aviación de guerra o artillería pesada solo armas de infantería e inteligencia que fue en el caso de Guatemala un factor clave en la neutralización de la guerrilla que en menos de una década fue desarticulada.

Al concebirse que el conflicto a diferencia de Nicaragua y El Salvador hubiera sido ganado por el ejército guatemalteco prontamente él y sus simpatizantes asumen que ha sido el apoyo israelí el factor clave incluso por encima del norteamericano que además en forma abierta ejercía un embargo por denuncias de violaciones a los derechos humanos, es descartable completamente la idea de que el apoyo israelí al esfuerzo de guerra del Estado guatemalteco haya sido producido como parte del agradecimiento por el voto a favor de la creación de su Estado en 1948 es algo que esta complemente fuera de enfoque en tanto que todas las armas, aviones de transporte y demás material de guerra se pagó en términos de mercado, tal asistencia vital se llevó a cabo en términos concretos y hasta con el visto bueno de los norteamericanos, pero la lectura histórica influenciada por la ideología que intenta dar una explicación a los embates de la semi historia predominante que se enfoca más en la victimización y no en términos militares.

     2. Deuda histórica 2: Guatemala vota a favor de la resolución 181 de Naciones Unidas del año 1947 que fue usada para declarar la independencia de Israel y por ello Guatemala ha adquirido un compromiso con aquella nación, es claro que este argumento usado en la discusión local es la peor de todas porque demuestra la enorme ignorancia que hay sobre el contenido de tal resolución que plantea la creación de un Estado árabe y uno judío, ambos definidos en términos étnicos, el primero ha sido inviabilizado por la consolidación del Estado que más allá de su definición religiosa asumió como ideología de Estado, valga la redundancia, el sionismo, por otro lado es claro cuando establece que Jerusalén debe ser administrada por el Consejo de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas, lo risible de las argumentaciones de algunos políticos e intelectuales guatemaltecos para justificar el apoyo apoya solo una parte de la resolución y desdice la misma al mismo tiempo, es claro que la lectura de la resolución parte de la ignorancia acérrima, además descalifica con la misma vehemencia que cualquier político sionista todas las demás resoluciones que se produjeron en el marco de la ocupación ilegal producida posterior a 1967.

     3. Apoyo a la decisión tomada por Donald Trump: una infinidad de analistas han coincidido en afirmar que dicha decisión que en principio no forma parte de la política exterior de Estados Unidos no mostrada en otros gobiernos de carácter republicano como fue los Bush padre e hijo, Reagan eso sin mencionar a los demócratas, que se habían mantenido cautos con su traslado de embajada porque sabían ello comprometía su posición en el mundo árabe y musulmán y porque con ello renunciaban a su función de mediadores que se ve reforzada por la enormidad de recursos que destinan para el área. El gobierno de Guatemala emite su voto, sin ser parte de una negociación con el Gobierno Norteamericano por lo que no hubo concesiones por ejemplo en materia migratoria, es más como una muestra de buena voluntad para mostrar su arrepentimiento por defenestrar al comisionado con la impunidad que es financiado y apoyado políticamente por el gobierno norteamericano meses antes o como dicen algunos para poder negociar, sin compromiso, la posibilidad lejana de que Trump deje de ocupar a dicha comisión  favoreciendo los procesos legales contra la corrupción, esto a todas luces se ve improbable.

Por su parte, el gobierno de Israel ha desarrollado una dinámica relación comercial con Guatemala donde prevalece el comercio de armas que ha disminuido después de finalizado el conflicto armado en 1996, en otras áreas como es el turismo y la construcción el hecho del traslado de la embajada no representa un incremento de las relaciones económicas por lo que no hay más que ganar, cabe hacer la aclaración que la balanza de comercio con países árabes está por encima de las relaciones con Israel sin embargo la discordancia en esta relación la constituye la discordancia más grande de la política de relaciones internacionales guatemaltecas resulta ser que teniendo una gran importancia la demanda del cardamomo para el desarrollo del agro guatemalteco las relaciones diplomáticas tanto con Arabia Saudita, Jordania y Emiratos Árabes Unidos es casi inexistente a tal grado que no existen embajadas, esto en parte es responsabilidad de la labor de lobby de Israel, la ineptitud local cuya visión para los negocios sigue siendo monocromáticos en cuanto a privilegiar la relación con Estados Unidos de América, y también y porque no decirlo a las limitaciones de aquellos países que no han visto las potencialidades de la región para su propia política exterior.

     4. La religión y su apuesta en la política internacional guatemalteca: finalmente esta fue la principal razón ya que no admite ni discusión y menos explicación racional. Actualmente Guatemala posee una las tasas de crecimiento más alto de población evangélica en todo el continente, actualmente redondea un 45%  igualando casi a la población católica (que es la población prevaleciente en toda Latinoamérica por herencia hispánica) y con el dinamismo mostrado en su crecimiento se puede proyectar que en los próximos 10 o 20 años fácilmente pueden superar a los católicos, es importante señalar este fenómeno ya que el desarrollo del protestantismo guatemalteco en particular se sustenta en el sionismo cristiano  más cercana a la tendencia pentecostal que representa al menos el 75% de la población evangélica en el país.

El sionismo cristiano plantea el sionismo cristiano sobre la base de siete postulados: Hermenéutica literal, Los judíos continúan siendo el pueblo elegido de Dios, los judíos tienen derecho divino sobre la tierra de Medio Oriente, Jerusalén es la capital exclusiva de los judíos, el templo judío debe ser reconstruido, los árabes son los enemigos del pueblo de Dios, el fin del mundo llegará pronto en la gran batalla del Armagedón, pero los cristianos que apoyen a Israel sobrevivirán, la resignificación del concepto sionista como ideología política adquiere con los evangélicos el significado de línea de interpretación de la historia e incluso de proyección del futuro, esta visión se muestra en forma clara con las declaraciones llevadas a cabo por la Alianza Evangélica de Guatemala en el marco de la decisión tomada por el mandatario así: "una actitud apegada a la Biblia y congruente con la amistad histórica con el pueblo de Israel" es tal la reacción ante la situación que muchos evangélicos han opinado en las redes que esta decisión acelera la batalla de Armagedon lo que propiciaría el fin del mundo y la segunda venida de Jesús, esta visión alcanza niveles de fundamentalismo que son completamente incongruentes con la existencia de Estado laico.

Por otro lado el actual presidente Jimmy Morales que es un evangélico practicante ha identificado en la población evangélica como su base de apoyo electoral y esta a su vez asume que este ha es su representante más idóneo, el reconocimiento de la ciudad de Jerusalén como capital del régimen de Israel significa el reconocimiento de todo un continuo histórico, por lo tanto la política guatemalteca que había alcanzado una separación con la religión a finales del siglo XIX con su reforma Liberal ahora retrocede más de cien años en cómo define su política interior.
 

Escrito por Julio Abdel Aziz Valdez

Commentarios