• Fuerzas danesas durante una maniobra militar (Foto: militaryimages.net)
Publicada: martes, 25 de enero de 2022 2:29

El Gobierno de la República de Malí ha pedido la retirada inmediata de las fuerzas extranjeras que son enviadas “sin su permiso” al país africano.

Mediante un comunicado firmado este lunes por el vocero del Ministerio de la Administración y Descentralización de Malí, el coronel Abdoulaye Maiga, el Gobierno ha instado a las tropas extranjeras, entre ellas las danesas, que recientemente se desplegaron en el país, a “retirarse de inmediato”.

Dinamarca debe “retirar inmediatamente unas 90 tropas que desplegó en Malí la semana pasada sin el consentimiento [del Gobierno] y en violación de las formalidades” que permiten a las naciones europeas intervenir en ese país africano, indica la nota.

En este sentido, el aludido ministro ha puesto de relieve que, si bien el Gobierno agradece a “todos sus socios involucrados en la lucha contra el terrorismo”, los Estados extranjeros deben tener en cuenta “la necesidad de obtener el acuerdo previo de las autoridades malienses” antes de enviar tropas al país.

 

El comunicado se difunde luego de que el pasado 18 de enero, Dinamarca desplegó unos 90 soldados en Malí como parte del refuerzo de la unidad de fuerzas especiales europeas, denominadas “Takuba”, liderada por Francia.

Desde 2013, Francia lleva a cabo una intervención militar en Malí, so pretexto de hacer retroceder el terrorismo y a los grupos armados en la región, particularmente Al-Qaeda y Daesh. Sin embargo, pese a la presencia de los militares franceses en cinco países del Sahel, los extremistas continúan los ataques en Malí, Níger y Burkina Faso.

En este marco, las relaciones entre Francia y Malí atraviesan momentos de alta tensión por las acusaciones del país africano que vinculan, con pruebas, a París con el entrenamiento de grupos terroristas activos en el país de África occidental.

Varios expertos políticos sostienen que Francia, apoyada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), no combate al terrorismo en Malí, sino que busca sus propios intereses en dicha zona, rica en recursos naturales.

sar/ctl/hnb