• --
Publicada: miércoles, 1 de octubre de 2014 22:37
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:41

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Hasan Firuzabadi, ha aseverado este miércoles que las declaraciones de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ante las Naciones Unidas fueron censuradas por la presión del régimen israelí. “El régimen israelí está detrás de la manipulación de los comentarios honestos de la mandataria argentina, pero Estados Unidos y la ONU deben pagar el precio de esta censura”, ha puntualizado Firuzabadi. La autoridad castrense persa ha sostenido que, debido a la influencia de los sionistas en EE.UU., los medios de comunicación en el país norteamericano están bajo el control del lobby israelí y los ciudadanos estadounidenses fueron privados de escuchar las verdades que dijo Fernández. “Sería mejor que las autoridades estadounidenses, en vez de reprimir a las naciones musulmanas y respaldar los crímenes del régimen israelí, alejen a los sionistas de sus políticos y de sus medios de comunicación”, ha recomendado. Al intervenir en la 69ª Asamblea General de las Naciones Unidos (AGNU), la presidenta argentina cruzó la línea roja de los EE.UU. y sus aliados, y lanzó duras críticas contra ellos, las cuales fueron manipuladas por varios medios de comunicación. A continuación recogemos algunos de los principales puntos del discurso de Fernández, publicados en las redes sociales: Estuvimos aquí (AGNU) hace un año, cuando se definió al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, como un régimen terrorista y se apoyó a unos grupos que muchos de ustedes llamaron revolucionarios. Hoy, nos reunimos para tratar de expulsar y exterminar a esos revolucionarios que resultaron ser terroristas. Hace unos años, EE.UU. y sus aliados incluyeron al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en la lista de organizaciones terroristas, aunque también saben que es un partido reconocido y legal en El Líbano, por ejemplo. Washington y sus aliados acusaron a Irán de estar detrás de la explosión que tenía como objetivo la embajada de Israel en Buenos Aires (capital de Argentina) en 1994, pero tras años de investigaciones no se ha podido demostrar la implicación del Gobierno persa en ese atentado. EE.UU. y sus aliados adoptaron una resolución en contra de Al-Qaeda tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. Países como Irak y Afganistán fueron invadidos, profanados y sus habitantes asesinados, mientras ambas naciones continúan siendo víctimas del terror. Se ha demostrado, después de los ataques del régimen de Israel contra Gaza, que (el régimen de) Tel Aviv ha cometido crímenes horribles y causado la muerte de muchos civiles palestinos, pero EE.UU. y sus aliados solo hablaban de los cohetes que caían en los territorios ocupados. kaa/anz
Comentarios