• Una pancarta de la candidatura del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, Managua, 24 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de octubre de 2021 14:46
Actualizada: martes, 19 de octubre de 2021 15:32

La ALBA rechaza “intentos desestabilizadores” de EE.UU. y la “injerencia” de la OEA contra Nicaragua mientras se acercan los comicios en ese país.

“La ALBA rechaza categóricamente las recientes declaraciones de funcionarios del Gobierno de EE.UU. que, en flagrante violación a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, continúan con ataques e intentos desestabilizadores en contra del Gobierno legítimo” de Nicaragua, señaló el lunes la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) en un comunicado.

Además, el bloque regional ha salido en apoyo del Gobierno de Daniel Ortega frente a las “acciones injerencistas” de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que “pretenden inmiscuirse en asuntos que conciernen exclusivamente al pueblo y a las instituciones nicaragüenses”.

La ALBA respaldó el proceso previo a las elecciones generales del 7 de noviembre en Nicaragua y aplaudió al Gobierno de Ortega en su decisión de “continuar defendiendo la soberanía, la paz y los notables avances sociales, económicos, de seguridad y de unidad nacional alcanzados”.

Ante tal coyuntura, los países miembros de la alianza han hecho un llamado a la comunidad internacional a rechazar “este tipo de intimidaciones” y a “defender la soberanía, la libre determinación e independencia política de los Estados”.

El Gobierno de Nicaragua denunció el 11 de octubre los “ataques encubiertos” del embajador de EE.UU. en Managua, Kevin Sullivan, contra lo que se trata de los asuntos propios del país.

La Cancillería de Nicaragua también emitió el lunes “una nota de protesta”, en la que criticó a las autoridades del Consejo Permanente de la OEA por incluir la situación interna en el país como uno de sus puntos del día en la reunión de este miércoles, a la que ha confirmado que no acudirá.

Las presiones de los países occidentales, con EE.UU. a la cabeza, y las campañas de difamación contra el mandatario sandinista han aumentado desde que Ortega postulara por la reelección en los próximos comicios.

tmv/fmk/rba