• Rebeldes sirios participan en una batalla en la ciudad noroccidental de Maaret al-Numan, en la provincia de Idlib.
Publicada: lunes, 20 de enero de 2020 9:36

Turquía pretende enviar unos 6000 terroristas sirios a Libia para luchar contra el Ejército Nacional Libio (ENL), encabezado por el mariscal de campo Jalifa Haftar.

Casi 2400 combatientes ya han sido enviados a Trípoli, mientras que otros 1700 reclutas llegaron a Turquía para someterse a cursos de entrenamiento”, informó el domingo el opositor Observatorio de Sirio de Derechos Humanos (OSHD).

Añadió que Turquía ha intensificado sus esfuerzos para reclutar combatientes, pese a que las leyes internacionales consideran un crimen tanto el reclutamiento, como la financiación y la formación de mercenarios.

El objetivo de Ankara es desplegar unos 6000 combatientes de sus propios aliados sirios en el campo de batalla en Libia para luchar contra las tropas de Haftar, denuncia el OSDH.

A principios de enero, el Parlamento de Turquía autorizó el despliegue durante un año de sus tropas en Libia para apoyar al Gobierno de Trípoli.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, alegó que el Gobierno de Trípoli le había pedido tropas para defender la ciudad de Trípoli de una ofensiva de las fuerzas de Haftar.

Partes del conflicto en Libia acuerdan reforzar el alto el fuego

En la misma jornada del domingo, las dos partes involucradas en el conflicto de Libia pactaron en la conferencia de paz de Berlín un “plan integral” que incluye un alto el fuego y una comisión militar de verificación integrada por ambos bandos para velar por su cumplimiento.

“Lo más importante es que los representantes libios, en particular el general (Jalifa) Haftar y (Fayez) Serraj han pactado los próximos pasos a seguir, propuestos por el secretario general de la ONU y el señor (enviado especial de las Naciones Unidas para Libia, Ghassan) Salame”, declaró la canciller alemana, Ángela Merkel, al término del evento.

¿Quién es quién en el conflicto armado en Libia?

Libia se encuentra sumida en el caos desde la intervención de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en 2011, que resultó en el derrocamiento del dictador Muamar Gadafi. Desde el 2014 existen dos gobiernos: el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), conocido como Gobierno de Trípoli y reconocido por la ONU, y el liderado por el general Haftar, con sede en la ciudad de Tobruk (este), defendido por las fuerzas del ENL.

Italia, Turquía y Catar apoyan el Gobierno de Acuerdo Nacional de Trípoli, dirigido por Fayez Sarraj, y se oponen al general Haftar, que controla grandes partes de Libia y recibe apoyo de Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Rusia.

mkh/bhr/nii/