• Las fuerzas del grupo Amanecer de Libia desplegadas en Al-Aziziya en Warshafana
Publicada: domingo, 12 de abril de 2015 0:25
Actualizada: domingo, 12 de abril de 2015 1:05

La Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (MANUL) ha condenado este sábado, mediante un comunicado, la escalada de los enfrentamientos registrados en el noroeste de Libia y ha pedido un cese inmediato en el país africano.

MANUL condena la grave escalada en las hostilidades en el oeste de Libia en días recientes, particularmente en el área Aziziya en Warshafana, una región que ha registrado una considerable destrucción como resultado de los intermitentes combates ocurridos ahí.

“MANUL condena la grave escalada en las hostilidades en el oeste de Libia en días recientes, particularmente en el área Aziziya en Warshafana (unos 35 kilómetros al oeste de la ciudad capitalina de Trípoli), una región que ha registrado una considerable destrucción como resultado de los intermitentes combates ocurridos ahí”, ha indicado el comunicado.

También, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha urgido a las partes libias involucradas en la guerra a detener los combates en dicha área intranquila, advirtiendo que los choques están ocurriendo “en un momento en que se desarrolla de manera significativa el proceso de los diálogos políticos de Libia”.

La Misión, recalca el comunicado, reitera su llamado para que todas las partes en Libia desistan de las acciones militares o de las decisiones que puedan construir una provocación en el actual ambiente de crecientes tensiones.

El comunicado se ha emitido debido a los fuertes enfrentamientos generados en Warshafana entre las fuerzas fieles al Gobierno reconocido internacionalmente y las milicias de Fayr Libia (Amanecer de Libia) durante los últimos dos días.

Estamos luchando contra las fuerzas tribales (vinculado al Gobierno) y tratamos de impedir sus avances”, ha aseverado un comandante del grupo Amanecer de Libia.

En los últimos enfrentamientos, al menos 10 soldados perdieron la vida y otros 40 resultaron heridos el viernes como consecuencia de los enfrentamientos registrados en la ciudad estratégica de Bengasi (este).

Desde la intervención militar extranjera y el posterior derrocamiento del exdictador Muamar Gadafi el 20 de octubre de 2011, Libia se encuentra en una situación política caótica, con dos gobiernos y dos parlamentos, además de ser testigo de numerosos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados rivales que compiten por el poder.     

alg/ktg/nal