• El ministro indio de Defensa, Rajnath Singh, inspecciona un rifle de asalto en un campo militar en Sukna, Darjeeling, 25 de octubre de 2020.
Publicada: domingo, 25 de octubre de 2020 16:14

La India alerta de los “incidentes nefastos” en la frontera con China y, aunque se manifiesta abierta a relajar tensiones, asegura que se defenderá ante Pekín.

“La India aboga por el fin de las tensiones fronterizas en curso con China y la restauración de la paz. Este es nuestro objetivo. Pero, en ocasiones, ocurren algunos incidentes nefastos”, ha dicho este domingo el ministro indio de Defensa, Rajnath Singh.

En declaraciones formuladas durante un acto en el campo militar de Sukna, en el estado de Bengala Occidental, Singh ha señalado, no obstante, que los soldados indios “nunca permitirán que nadie nos quite ni una pulgada de nuestra tierra”.

Al respecto, el titular indio ha dicho “con confianza” que “el coraje y las acciones de los soldados indios durante lo sucedido en la frontera entre La India y China en Ladakh serán escritos con letras de oro por los historiadores”.

La renovada advertencia de Nueva Delhi se produce en medio del deterioro en curso de las tensiones entre La India-China por la región en disputa de Ladakh, en la zona de Cachemira y el Tíbet, desde junio, cuando 20 soldados indios murieron en el peor enfrentamiento acontecido entre las dos partes en décadas, en el disputado valle de Galwan.

 

El martes, el presidente chino, Xi Jinping, urgió a las Fuerzas Armadas de su país a “poner toda su energía en prepararse para la guerra”, sin hacer mención alguna a las tensiones con La India. Sin embargo, Nueva Delhi reaccionó, asegurando estar lista para la guerra.

Las Fuerzas Armadas de ambas naciones asiáticas vienen realizando maniobras militares de gran envergadura, desplegando para la ocasión su artillería pesada, vehículos blindados y aviones de combate a lo largo de la frontera del Tíbet chino y la Cachemira india.

Entretanto, La India ha aumentado sus pruebas de misiles, además de inaugurar la semana pasada un túnel que mejora el envío más rápido de tropas a la tensa frontera con China.

Los jefes militares de los dos países han participado en varias rondas de conversaciones —la última tuvo lugar el 12 de octubre—; no obstante, hasta el momento, no han logrado salir del estancamiento.

tqi/anz/ftm/mkh