• “Ejército indio no deja piedra sin mover para seguridad del país”
Publicada: viernes, 19 de junio de 2020 23:21
Actualizada: domingo, 21 de junio de 2020 0:57

La India está indignada por la muerte de 20 de sus soldados en choques fronterizos con China. Por su parte, Pekín aboga por buscar la calma y diálogos.

Este viernes, días después de producirse los enfrentamientos mortales en la frontera entre China y La India que dejaron 20 soldados indios muertos y más de 70 heridos, el premier indio, Narendra Modi, aseguró que está herido y enojado por lo sucedido.

Modi aseguró que los soldados reaccionaron a una provocación china que quería erigir una estructura en el lado indio. De este modo, rechazó alegatos que le acusan de ser débil ante China y dejar que los militares del país vecino entraran en el territorio indio.

En las calles, los ciudadanos enojados por lo sucedido, quemaron efigies del presidente chino, Xi Jinping, y banderas chinas. Los miembros del oficialista partido Bharatiya Janata también participaron en el evento, gritando consignas y amenazas con sus puños levantados.

China rechaza la escalada de tensiones. El jueves libró a diez soldados indios capturados en el incidente. Aceptó por fin que sufrió bajas mortales, pero no indicó cuántas fueron. Realizó maniobras militares en la zona frotneriza como señal de advertencia, mientras que asegura estar dispuesto a dialogar y bjar la tensión.

China y La India mantienen una tensa relación desde los años 50, debido a disputas sobre objetivos estratégicos comunes en la frontera.

Nueva Delhi acusa a Pekín de haber ocupado 38 mil hectáreas cuadradas de su territorio, y durante varias rondas de negociaciones, en los últimos 30 años, no ha logrado resolver estas disputas fronterizas. Hasta la fecha, las partes solo han combatido, una vez en 1962, en la cual India resultó el perdedor. No obstante, China es uno de los principales socios comerciales de La India.

fdd/mkh