• Foto aérea de la estación aérea Futenma del Cuerpo de Marines de EE.UU. en Ginowan, provincia de Okinawa, Japón.
Publicada: domingo, 5 de septiembre de 2021 2:19

El Ejército de EE.UU. vertió agua contaminada en las alcantarillas de Ginowan y el Gobierno japonés se disculpó con el alcalde de esta ciudad.

Según un informe publicado el pasado viernes en el diario japonés The Asahi Shimbun, los infantes de Marina de EE.UU. vertieron el 26 de agosto unos 64 000 litros de agua contaminada con una sustancia peligrosa llamada ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS) en el sistema de alcantarillado local de la Estación Aérea de Futenma del Cuerpo de Marines estadounidense.

Los funcionarios militares estadounidenses, que notificaron con menos de una hora de anticipación a las autoridades japoneses en Tokio y Ginowan sobre su plan, han afirmado que el nivel de PFOS en el agua era seguro, pero la parte japonesa dijo que el agua no podía considerarse como tal, recogió la fuente.

A este respecto, la jornada de jueves los funcionarios del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Medio Ambiente de Japón se reunieron con el alcalde de Ginowan, Masanori Matsugawa, donde ofrecieron una disculpa formal al alcalde de la urbe afectada por las acciones de las tropas norteamericanas que permanecen en la ciudad.

“Extendemos nuestras más profundas disculpas”, dijo Makoto Ikeda, jefe de la división de política ambiental dentro del Ministerio de Defensa. “También consideramos extremadamente lamentable que el agua se haya vertido tan repentinamente”, agregó.

Por su parte, los medios chinos recuerdan a Tokio el caso de Fukushima, y recuerdan cómo el propio Gobierno japonés abordó la eliminación de las aguas residuales que se utilizaron para enfriar el reactor nuclear de la central eléctrica de Fukushima. El reactor se derrumbó después de sufrir daños por el terremoto y el tsunami de 2011.

sbr/ncl/rba