• El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se dirige a los medios al final de la 31ª Cumbre de la ASEAN en Manila, capital de Filipinas, 14 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 23:04

El actual intermedio en las pruebas de misiles de Corea del Norte no es una señal de ‎que haya dejado su programa de armas nucleares, según Japón.‎

“La pausa en las pruebas de misiles de Corea del Norte no indica que haya detenido su desarrollo. Creo que continúa desarrollando sus armas”, subrayó el martes el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en una conferencia de prensa en Manila, capital filipina, al margen de la 31ª Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

Abe —citado por el sitio Chanel News Asia— consideró, asimismo, como un sinsentido “hablar de las conversaciones” con Corea del Norte, y pidió a los líderes de la ASEAN que ejerzan el “más alto nivel” de presión contra el país asiático para obligarlo a deponer las armas nucleares.

En esta misma línea, enfatizó la necesidad de la plena implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Corea del Norte, para que Pyongyang “cambie su política” y con dicho objetivo “Tokio trabajará estrechamente con otros países de la región, incluidos China y Rusia”, insistió.

La pausa en las pruebas de misiles de Corea del Norte no indica que haya detenido su desarrollo. Creo que continúa desarrollando sus armas”, subraya el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

 

Entre las medidas necesarias para presionar a Pyongyang, el primer ministro nipón plantea la necesidad de imponer sanciones más duras contra Corea del Norte, incluidas restricciones a las ventas de petróleo.

Japón en reiteradas ocasiones ha abogado por más presiones contra Corea del Norte. En septiembre, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), incluso salió en defensa de la “opción militar” con la que Washington amenaza a Pyongyang.

En reacción, el país asiático liderado por Kim Jong-un amenazó a principios de octubre a Japón con “nubes nucleares” y denunció que Abe instrumentaliza “la teoría de la crisis en Corea” con fines políticos.

tqi/hnb/nii/

Commentarios