• Fuerzas militares de Estados Unidos en las calles de Irak. (Foto: AP)
Publicada: miércoles, 11 de mayo de 2022 14:03
Actualizada: miércoles, 11 de mayo de 2022 17:06

Hezbolá iraquí critica a EE.UU. por prorrogar la emergencia nacional sobre la situación en Irak y lo describe como “otra expresión del feo rostro del Gran Satán”.

Esta situación se ha renovado todos los años desde 2003 con el pretexto de saquear la riqueza de Irak con falsos pretextos”, ha denunciado hoy miércoles el Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba.

A través de un comunicado emitido, el movimiento ha rechazado casi dos décadas de invasión y ocupación ilegales del territorio iraquí por Estados Unidos, aseverando que Washington renueva la “emergencia nacional” contra Irak solo para extender su ocupación en el país árabe.

Estados Unidos define un tema a miles de kilómetros de sus fronteras como una amenaza a su seguridad nacional, y bajo este falso pretexto, alega tener derecho a intervenir; pero considera como el delito la defensa de los grupos de la Resistencia a la seguridad de su país”, ha reprobado.

El movimiento iraquí ha calificado al “régimen” estadounidense como la mayor amenaza para la comunidad internacional, pues ha subrayado que es cada vez más evidente para todos que este régimen es un obstáculo ante las naciones que quieren la independencia, el progreso y la promoción de la seguridad.

 

“Creemos que el estado de emergencia debe ser establecido por las naciones oprimidas que están trabajando para deshacerse del régimen arrogante de Estados Unidos, el derrocamiento o la expulsión del país norteamericano y sus secuaces de la región. Este es nuestro método y posición que nunca abandonaremos”, ha dejado claro Hezbolá iraquí.

La Casa Blanca anunció el martes que el presidente Joe Biden ha renovado por un año más la “emergencia nacional” contra Irak y Siria, establecida desde el 22 de mayo de 2003 y 11 de mayo de 2004, respectivamente.

Biden alegó que los obstáculos para reconstruir Irak y restaurar la paz y la seguridad en este país aún suponen una amenaza inusual para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos.

Los grupos iraquíes denuncian que la presencia de tropas de EE.UU. en su patria ha aumentado la inseguridad y advierten de que si no dejan el país, no descartan usar la opción militar para expulsarlas.

msm/hnb