• Combatientes de las Al-Hashad Al-Shabi de Irak marchan durante un desfile militar en Daquq, cerca de Kirkuk, Irak, 5 de agosto de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 23 de octubre de 2021 9:46

Un alto mando castrense iraquí destaca la importancia de Unidades de Movilización Popular de Irak para garantizar el sistema democrático del país árabe.

El líder de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Faleh al-Fayaz, subrayó el viernes que el deber de estas fuerzas populares no es solamente proteger a la nación ante el terrorismo, sino que tienen la misión de blindar el sistema democrático en el país, junto con las fuerzas de seguridad iraquíes.

“Nunca permitiremos el establecimiento de ninguna dictadura ni la destrucción del sistema actual”, dijo el dirigente iraquí y reafirmó la importancia de las Unidades de Movilización Popular para Irak como una rama más de las Fuerzas Armadas del país.

Al mismo tiempo, el alto comandante hizo notar que Al-Hashad Al-Shabi vigila la situación en Irak, respetando la Constitución de Irak y sin interferir en los asuntos políticos del país; por tanto, dejó claro que nadie puede agredir a esta organización ni las fuerzas bajo su mando fuera del marco de las leyes constitucionales.

 

Al-Hashad Al-Shabi es una combinación de casi 40 grupos voluntarios que se formaron en 2014 en pleno auge de la banda takfirí Daesh para luchar contra este y otros grupos terroristas.

Las Unidades de Movilización Popular de Irak desempeñaron un papel crucial en la lucha antiterrorista y apoyaron al Ejército nacional a liberar los territorios iraquíes usurpados por los extremistas.

En noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que reconoce a Al-Hashad Al-Shabi como parte de las Fuerzas Armadas de Irak, colocando esta organización, integrada tanto por chiíes como por suníes, bajo el mando del primer ministro.

ftn/ncl/tqi/mkh