• El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá), el sheij Akram al-Kaabi, durante una operación militar.
Publicada: miércoles, 25 de noviembre de 2020 10:53

Hezbolá de Irak alaba el exitoso ataque de Ansarolá yemení a Arabia Saudí y expresa su esperanza de que pronto visiten juntos la ciudad sagrada saudí de La Meca.

Mediante una nota emitida este miércoles en su cuenta en Twitter, el secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá), el sheij Akram al-Kaabi, se ha congratulado por la represalia que el Ejército de Yemen dio el lunes a Arabia Saudí y a sus aliados al volver a atacar la estación de distribución de la compañía petrolera estatal Aramco, en la ciudad saudí de Yida (oeste). 

Esperamos de todo corazón rezar juntos, lo antes posible, alrededor de la Kaaba [el santuario más sagrado del Islam y considerado simbólicamente como la casa de Dios, situada en La Meca] tras limpiar este lugar de la inmundicia del wahabismo y los mercenarios del sionismo”, ha escrito Al-Kaabi.

El número uno de Hezbolá iraquí ha deseado, además, la continuación de las victorias del movimiento popular Ansarolá de Yemen, y a la vez, la humillación y el fracaso de sus enemigos.

 

No es la primera vez que la planta estatal saudí es objeto de misiles yemeníes. De hecho, desde el comienzo de la ilegal campaña de bombardeos saudíes contra el país más pobre del mundo árabe con el objetivo de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, las instalaciones petroleras saudíes se han convertido en un objetivo de misiles yemeníes.

El 14 de septiembre de 2019, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó con 10 aviones no tripulados dos instalaciones petrolíferas de la petrolera estatal Aramco y provocó la suspensión del 50 % de la producción del mayor suministrador de petróleo del mundo.

El otro, tuvo lugar el 21 de febrero de 2020 cuando las Fuerzas Armadas de Yemen lanzaron dos misiles táctico modelo Quds, doce aviones no tripulados (drones) tipo Samad-3, y un misil de medio alcance modelo Zolfaqar, todo de fabricación propia, contra la mencionada petrolera.

El reciente exitoso lanzamiento del misil yemení Quds 2 contra Aramco conmocionó a Estados Unidos más que a Arabia Saudí y le creó un nuevo dilema para sus relaciones con Riad, según indicó el sitio web de noticias yemení YNP en su edición del martes.

msm/ktg/mnz/mkh