• Tropas estadounidenses caminan mientras un helicóptero C-47 Chinook sobrevuela un sitio en la provincia iraquí de Mosul. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2020 23:34

Un líder iraquí asegura que los grupos de Resistencia seguirán luchando hasta recuperar la paz nacional y alerta que EE.UU. ya no protege a ningún alto el fuego.

El líder del grupo Asaib Ahl al-Haq —que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi)— Qais al-Jazali, aseguró el jueves, en una entrevista con la cadena local Al Iraqiya, que las fuerzas de Resistencia iraquí seguirán luchando para garantizar la estabilidad del país y solo dejarán armas, cuando Irak no esté más en peligro.

Al-Jazali volvió a denunciar la presencia de las fuerzas estadounidenses en suelo iraquí y alertó a Washington que ya ha terminado el alto el fuego condicional que la Resistencia iraquí anunció en octubre pasado, acordando poner cese a los ataques contra las fuerzas norteamericanas estacionadas en Irak.

No obstante, prosiguió Al-Jazali, la oportunidad otorgada a EE.UU. para sacar a sus tropas de Irak ya ha sido cancelada, pues no fueron cumplidas las dos condiciones necesarias en el acuerdo: el dominio de Irak de su espacio aéreo y el establecimiento de un calendario para la salida de las tropas norteamericanas.

 

Conforme resaltó el dirigente iraquí, la presencia militar de EE.UU. en Irak no es legal, pues no cuenta con la aprobación del Parlamento, la cual es necesaria, según estipula la Constitución del país.

Asimismo, tras denunciar los ataques estadounidenses contra los combatientes de las Al-Hashad Al-Shabi, enfatizó que los crímenes cometidos por los militares estadounidenses deben ser procesados ​​bajo la ley iraquí.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) anunció el martes una significativa reducción de tropas estadounidenses en Afganistán e Irak, a 2500 militares en cada país.

En concreto, en el caso de Irak, Washington tiene previsto replegar 500 de sus 3000 soldados, cuya salida constituye una demanda a nivel nacional en Irak, especialmente después del asesinato a manos de EE.UU. del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, junto al subcomandante de las Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, y otros militares.

Los grupos de Resistencia y varias figuras iraquíes han rechazado la decisión de Washington de reducir el número de sus tropas en Irak y han exigido su retirada completa del país árabe.

tqi/lvs/mkh