• Las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi y las del Ejército iraquí en las afuerzas de Tal Afar, 20 de agosto de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 17 de octubre de 2020 2:59

Un vocero militar de Irak subraya el rol de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) en la defensa de las fronteras con Siria frente a Daesh.

El general de brigada Yahya Rasul, el portavoz del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irak, dijo el viernes que, con sus operaciones preventivas, las fuerzas del Ejército, respaldadas por Al-Hashad Al-Shabi, se centran en gran medida en asegurar las fronteras iraquíes.

“La frontera de 605 kilómetros de Irak con Siria está controlada (…) por el Ejército iraquí y (…) las Unidades de Movilización Popular (…). Todas estas fuerzas están bajo el mando del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y la supervisión del ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor”, subrayó.

Además de informar de la continuación de estas operaciones en la frontera con Siria, Rasul precisó que, durante los combates, coordinados con la Inteligencia del país árabe, las fuerzas iraquíes han logrado arrestar a varios miembros del grupo terroristas Daesh, incluyendo sus integrantes extranjeros.

 

Conforme al vocero militar, las unidades de seguridad se enfocan en obtener información clasificada para detener a los terroristas en la frontera iraquí-siria. Las torres de vigilancia y las cámaras térmicas también vigilan la frontera iraquí a todas horas del día y de la noche.

A pesar de que Bagdad anunció en diciembre de 2017 el fin de la lucha antiterrorista, debido a la vasta región desértica que constituye la mayor parte de la frontera iraquí-siria, Daesh ha podido deslizarse de un lado a otro entre ambos países para reabastecerse y redistribuir a sus miembros.

Ante el aumento de los atentados y asesinatos de civiles y oficiales por Daesh, el Ejército iraquí ha realizado operaciones antiterroristas a gran escala en diferentes partes del país, matando a gran número de extremistas.

ftn/ctl/rba