• El líder de Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, Faleh al-Fayaz, habla ante periodistas en Bagdad.
Publicada: miércoles, 7 de octubre de 2020 10:36

Las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak reafirman su compromiso para defender la soberanía y la integridad del país.

El líder de Al-Hashad Al-Shabi, Faleh al-Fayaz, remarcó el martes que las fuerzas populares iraquíes tienen múltiples programas y operaciones para preservar la seguridad de Irak, en medio de desafíos que enfrenta el país, como el terrorismo y la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

En declaraciones vertidas en una rueda de prensa, Al-Fayaz destacó los esfuerzos de las fuerzas populares iraquíes en garantizar la seguridad durante las ceremonias de Arbaín, el día 40 después del aniversario del martirio del Imam Husein (la paz sea con él), nieto del profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (P), y tercer Imam de los chiíes.

Prometemos a la autoridad religiosa y al pueblo de Irak, que Al-Hashad Al-Shabi seguirá siendo el guardián de la soberanía de Irak, a pesar de disputas y desafíos”, subrayó.

Las ceremonias de Arbaín reúnen cada año a más de 20 millones de personas en la ciudad iraquí de Karbala. El Gobierno iraquí ha prohibido este año a los peregrinos de todo el mundo asistir en esta ceremonia debido al brote del nuevo coronavirus, pero miles de peregrinos de varias provincias iraquíes están caminando hacia Karbala para participar en los rituales de Arbaín.

En los últimos días, las fuerzas iraquíes neutralizaron varios atentados terroristas contra los peregrinos de Arbaín en diferentes ciudades del país, como Bagdad, la capital. 

 

Al-Hashad Al-Shabi, que ahora forma legal y oficialmente parte de las Fuerzas Armadas de Irak, justamente, se creó en 2014 por una fatwa (edicto religioso) del máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, en que llamó al pueblo a luchar junto con las fuerzas del Gobierno contra el grupo terrorista Daesh.

Esas fuerzas desempeñaron un papel crucial en la lucha antiterrorista y apoyaron al Ejército nacional a liberar los territorios iraquíes usurpados por los extremistas, de manera que en noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que reconocía a Al-Hashad Al-Shabi, integradas tanto por chiíes como por suníes, como parte de las Fuerzas Armadas nacionales, colocándolas bajo el mando del primer ministro del país.

mnz/ktg/mrp/mjs