• Secretario general del Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba de Irak, sheij Akram al-Kaabi.
Publicada: viernes, 14 de febrero de 2020 18:56
Actualizada: viernes, 14 de febrero de 2020 19:36

Un movimiento de resistencia iraquí asegura que iniciará una “guerra de desgaste” contra las fuerzas militares estadounidenses, si no abandonan el país árabe.

“Ahora, para proteger a las fuerzas de la Resistencia, recurriremos a las antiguas tácticas de seguridad. Se iniciará una guerra de desgaste y (los militares estadounidense) no podrán encontrar ningún objetivo”, ha asegurado este viernes el secretario general del Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba, sheij Akram al-Kaabi.

El 3 de enero, EE.UU. violó la soberanía de Irak y lanzó ataques aéreos en Bagdad (capital iraquí), en los que cayeron mártires el comandante de Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros militares iraníes e iraquíes.

En represalia por la acción belicista de Washington, tildada de “acto de terrorismo”, el CGRI atacó días después con decenas de misiles dos bases estadounidenses en Irak: la base aérea Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar, y otra en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí.

 

El máximo responsable de Hezbolá Al-Nuyaba ha afirmado que el asesinato reforzará el espíritu de la Resistencia contra EE.UU. a nivel mundial. “A partir de hoy, pasamos de defensiva a ofensiva”, ha agregado.

Según Al-Kaabi, toda la Resistencia está “plenamente preparada” para reaccionar ante los militares norteamericanos, que siguen en el país de manera ilegal en Irak. “Estamos monitoreando todos los movimientos aéreos y terrestres de los enemigos en las bases de Ain Al-Asad, K1, Al-Tayi, Al-Matar, etc.”, ha enfatizado.

En todo caso, el dirigente de Hezbolá Al-Nuyaba ha recordado que Irak ahora está en medio de una “lucha decisiva” contra los invasores y no se detendrán hasta la expulsión de las tropas norteamericanas

El asesinato del destacado general iraní, que luchaba contra grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe), desató una ola de furia y condenas a nivel local e internacional.

El pasado 5 de enero, la Cámara de Representantes del Parlamento iraquí aprobó una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país, por lo que la presencia de soldados ya es “ilegal”.

mjs/lvs/mag/rba

Comentarios