• Coche bombardeado por EE.UU. que llevaba al general iraní Qasem Soleimani y unos militares cerca del aeropuerto de Bagdad, Irak, 3 de enero de 2020.
Publicada: jueves, 13 de febrero de 2020 8:57
Actualizada: jueves, 13 de febrero de 2020 9:18

Información preliminar revela que compañías extranjeras que trabajan en el aeropuerto de Bagdad proporcionaron información sobre los viajes de Soleimani a Irak.

Un representante de la coalición iraquí Al-Fath (una de las facciones políticas con mayor número de diputados en el Parlamento) ha dicho este jueves, que las compañías extranjeras que operan en el aeropuerto de Bagdad, capital iraquí, proporcionaron información a las fuerzas estadounidenses sobre los movimientos del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, y del subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis.

“Los resultados de la investigación sobre el asesinato, pueden llevar al retiro (sacarlos del aeropuerto) de algunas compañías extranjeras (…) o al personal extranjero o comandantes de seguridad”, ha afirmado el representante iraquí, Muhamed Karim.

En este sentido, ha añadido que los resultados de la investigación sobre el asesinato cometido por Estados Unidos serán anunciados antes de que se forme el nuevo gabinete de Irak.

Karim ha enfatizado que, según la información preliminar, el asesinato de Soleimani se llevó a cabo con ayuda desde fuera del país por quienes proporcionaron información sobre los movimientos de ambos mártires antes de que ingresaran al país árabe.

 

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán anunció el 3 de enero, el asesinato del teniente general, Qasem Soleimani, por EE.UU. en Irak. El mismo día, el Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) confirmó que el presidente Donald Trump dio la orden de “matar” a Soleimani.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, alertó a su vez a los “criminales” de EE.UU. que les espera una “dura venganza” por parte de Irán tras el asesinato de Soleimani, quien refleja “la cara internacional de la Resistencia”.

Tras el asesinato y como una represalia, el 8 de enero, Irán atacó con decenas de misiles tierra-tierra la base Ain Al-Asad en Irak, donde están desplegadas fuerzas de EE.UU.

mag/lvs/hnb

Comentarios