• Las fuerzas del Ejército iraquí avanzan por la provincia norteña de Nínive.
Publicada: viernes, 13 de octubre de 2017 8:19
Actualizada: viernes, 13 de octubre de 2017 10:06

El Ejército de Irak ha lanzado este viernes una operación destinada a recuperar la provincia septentrional de Kirkuk, disputada con los kurdos.

Así lo ha informado un general de las Fuerzas Armadas del país árabe, en declaraciones hechas bajo condición de anonimato a la agencia francesa de noticias AFP, en medio de una fuerte tensión tras un referéndum separatista celebrado en la región autónoma del Kurdistán y otras zonas en disputa, pese a haber sido tachado de “ilegal” por Bagdad.

“Las fuerzas armadas iraquíes avanzan para recuperar sus puestos militares tomados” en junio de 2014, cuando los combatientes kurdos (los Peshmerga) se hicieron con el control de posiciones de las fuerzas del Gobierno central en medio del caos causado por una ofensiva fulgurante de los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe), ha explicado.

Sin embargo, el Ejército de Irak ha desmentido en un comunicado las afirmaciones del general y asegura que no ha habido ningún operativo de las Fuerzas Armadas en la referida provincia.

Mientras tanto, el portal kurdo Rudaw ha reportado este viernes que el vicepresidente de la región del Kurdistán, Kosrat Rasul, ordenó el despliegue de al menos 6.000 milicianos kurdos en Kirkuk para hacer frente a lo que definió como “amenazas” de las tropas iraquíes.

Las fuerzas armadas iraquíes avanzan para recuperar sus puestos militares tomados” en junio de 2014, dijo un general iraquí a la agencia francesa AFP.

 

Estas fuerzas, estacionadas en la noche del jueves se suman a decenas de miles de los Peshmerga y agentes kurdos que se encuentran en Kirkuk y sus inmediaciones.

El 25 de septiembre, el Parlamento de Irak autorizó al primer ministro del país, Haidar al-Abadi, el envío de fuerzas a Kirkuk, zona rica en petróleo y controlada desde 2014 por las tropas kurdas.

Sin embargo, el jefe del Gobierno iraquí dejó claro el jueves que Bagdad no pretende utilizar el Ejército contra las milicias kurdo-iraquíes en medio de las tensiones.

Las autoridades de Irak, que se niegan a reconocer el resultado de dicha consulta separatista, han propuesto a los kurdo-iraquíes un diálogo constructivo para superar las discrepancias y asegurar la integridad del país en momentos en que sigue la lucha contra el EIIL.

mjs/ncl/mkh

Commentarios