• Imágenes capturadas del pasaporte del líder del EIIL, durante su periodo de cárcel.
Publicada: jueves, 10 de marzo de 2016 3:08
Actualizada: sábado, 12 de marzo de 2016 4:28

Un informe recién publicado explica cómo Ibrahim Awad al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi, un apasionado de Maradona en su juventud, se convirtió en el líder del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

Según un estudio de la Institución Brookings, el líder de Daesh, que nació en 1971 en la ciudad de Samarra, al norte de Bagdad, capital de Irak, tuvo dos esposas y seis hijos y fue 'un Messi' de su equipo de fútbol.

En 2004, Abu Bakr al-Bagdadi pasó casi un año en una cárcel militar estadounidense en Irak y también fue apodado 'Maradona', estrella argentino del fútbol y considerado el mejor jugador de todos los tiempos, por su pasión futbolística.

El 4 de febrero de 2004, casi un año después de que Estados Unidos invadiera Irak, el futuro líder del EIIL fue detenido por militares norteamericanos supuestamente cuando visitó a su amigo Nessayif Numan Nessayif, al que también buscaba EE.UU. en la ciudad iraquí de Faluya, en la provincia occidental de Al-Anbar.

En función a los documentos estadounidenses desclasificados este mes de febrero gracias al portal Business Insider, Al-Bagdadi pasó 10 meses en varias cárceles militares del sur de Irak, incluyendo el centro de detención de Bucca y el campo de Adder. El Pentágono confirma que estuvo preso en 2004.

Abu Ahmad, uno de los comandantes de Daesh con quien coincidió en su encierro, reveló a The Guardian que Al-Bagdadi era muy respetado por los guardias estadounidenses. Los militares de EE.UU. no lo vieron como una amenaza, así que lo dejaron en libertad el 8 de diciembre de 2004.

En ese 2004 el grupo terrorista Al-Qaeda fundó su rama en Irak, encabezada por Abu Musab al-Zarqawi. De acuerdo con Brookings, tras ser excarcelado, Al-Bagdadi llamó a un pariente que pertenecía a esa banda extremista, quien le puso en contacto con uno de sus representantes en Irak, pero le aconsejó que se trasladara a Damasco (Siria) para seguir con sus estudios religiosos mientras servía de cómplice de Al-Qaeda en ese país.

En 2006 Al-Zarqawi murió durante un ataque aéreo y su lugar lo ocupó el egipcio Abu Ayyub al-Masri, quien, en octubre de ese año, proclamó la creación de un denominado Estado Islámico en lugar de Al-Qaeda en Irak. En aquel momento, Ibrahim Awad al-Samarrai ya formaba parte de este grupo.

El 13 de marzo de 2007 fue a Bagdad y, tres años después, encabezó el grupo terrorista en Irak en la ciudad de Tikrit, después de que sus líderes se suicidaran tras quedar sitiados por militares iraquíes. En ese momento, con 39 años, adoptó el nombre de Abu Bakr al-Bagdadi.

En 2010 fundó la rama de su organización en Siria, que luego adoptó el nombre de Frente Al-Nusra y permaneció bajo su control hasta 2013. La organización de Al-Bagdadi pasó a denominarse Daesh.

A partir de entonces, este grupo terrorista inició su propagación tanto por Irak como por Siria, que ya estaba inmersa en un conflicto armado. En febrero de 2014 Al-Qaeda, liderada por Ayman al Zawahiri, anunció la ruptura con el EIIL, que logró apoderarse de grandes territorios en Irak. Posteriormente, se hizo con amplias extensiones de terreno sirio, incluida la ciudad de Al-Raqa, que ahora es la capital de Daesh.

mkh/anz/rba

Comentarios