• Diputados hondureños no quieren volver a sesiones presenciales
Publicada: jueves, 23 de septiembre de 2021 5:40
Actualizada: jueves, 23 de septiembre de 2021 7:10

Los diputados del Poder Legislativo en Honduras son fuertemente criticados por la población, ya que cumplen más de un año de no sesionar de manera presencial.

Son del grupo selecto de los mejor pagados del aparato estatal. 128 diputados titulares e igual cantidad de suplentes, cumplen más de un año de no sesionar de manera presencial.

La oposición política aprovecha las sesiones presenciales para denunciar los abusos del oficialismo. Quienes en el último año han endeudado el país con la poca vigilancia que significan las sesiones virtuales.

Esa facilidad les ha permitido al Gobierno aprobar con su mayoría en el Parlamento un endeudamiento externo, insostenible para las finanzas estatales, según los economistas.

Los parlamentarios hondureños definitivamente no quieren trabajar. Dicen que no se presentan por temor a la COVID-19 pero sí andan en campañas políticas.

Estos funcionarios ganan más de cinco mil dólares de sueldo base, además de otros beneficios que aumentan si son seleccionados como miembro de la junta directiva.

El Comité Permanente de Contingencias validó la posición del oficialismo en el hemiciclo de no volver a sesiones presenciales por el supuesto alto riesgo de contagio.

Dassaev Aguilar, Tegucigalpa.

xsh/rba