• Los familiares propician los abusos de menores en Guatemala
Publicada: martes, 17 de octubre de 2017 5:57

En Guatemala han sido asesinadas 365 niñas y adolescentes en lo que va del año, a pesar de los esfuerzos en contra de la violencia contra la mujer.

De acuerdo al instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) se ha registrado la muerte de 365 niñas y adolescentes de forma violenta a nivel nacional mientras que en los primeros seis meses de 2017 se han registrado 4 mil 349 denuncias por maltrato y más de 3 mil denuncias por violencia sexual contra niñas y adolescentes.

A pesar de los esfuerzos que ha realizado el Ministerio Público en cuanto a la persecución de estructuras criminales dedicadas a la trata y explotación infantil los índices de violencia han ido en aumento, aunque ha bajado el número de casos que queda en la impunidad aún es alarmante, la cifra de casos supera el 97 % y ello mismo genera violencia advierte un especialista en temas de salud mental.

La desintegración familiar, la falta de empleo y la proliferación de las pandillas son tan solo algunos elementos que facilitan la violencia contra la niñez a tal grado de ser asesinados.

Datos de la Secretaría Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET) dan cuenta que de enero a julio de este año, se registraron 1 mil 599 menores de 14 años embarazadas, algunos casos fueron documentados en un hogar administrado por el Estado, en donde en marzo de este año 56 menores fueron encerradas en una habitación a la que se le prendió fuego, la mayoría murió en el siniestro.

Las 56 niñas y adolescentes 41 murieron debido a las graves quemaduras y el resto llevará de por vida en su cuerpo las cicatrices de la negligencia estatal.

Miguel Salay, Guatemala

akm/nii/