• El partido de Macron obtiene la mayoría absoluta en legislativas
Publicada: lunes, 19 de junio de 2017 8:08
Actualizada: lunes, 19 de junio de 2017 18:19

La República en Marcha de Macron obtendría una mayoría absoluta en la Cámara Baja del Parlamento, pero algo menor que la prevista inicialmente por los sondeos.

Los 47 millones de ciudadanos franceses que estaban llamados este domingo a las urnas para la segunda vuelta de las elecciones legislativas otorgaron una mayoría absoluta en la Cámara Baja del Parlamento al partido del presidente Emmanuel Macron.

La República en Marcha (LRM) de Emmanuel Macron obtendría una mayoría absoluta en la Cámara Baja del Parlamento algo menor que la prevista inicialmente por los sondeos. En total sería entre el 61 % y 75 % de los escaños según las primeras previsiones de voto. Una mayoría crucial para emprender reformas como la del mercado laboral, que irrita a sindicatos y a la izquierda.

El partido conservador Los Republicanos se configura como la segunda fuerza de la Asamblea Nacional con el 21 % de los escaños, un resultado bajo si se comparan con los que obtuvo durante la anterior legislatura. El Partido Socialista sale muy perjudicado de estos comicios, ya que contaría tan solo un 8 % de la Asamblea Nacional. La Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon obtiene el 3 % junto con los comunistas y el partido ultraderechista Frente Nacional (FN), apenas un 1 % con los que no podrá formar un grupo parlamentario.

El buen resultado obtenido por el partido de Macron se ve empañado en cierta medida por la elevada abstención, que en la primera vuelta alcanzó el 51,3 % y que este domingo ha alcanzado el 58 %, un resultado que algunos explican por el número de veces que los franceses han acudido a las urnas en los últimos seis meses o por el desinterés de una parte de la población.

Las elecciones legislativas han dejado un paisaje político prácticamente dominado por el movimiento de Emmanuel Macron, obtendría entre 61 % y 75 % de los escaños según las primeras estimaciones y que buscará sacar adelante sus medidas de reforma, unos resultados que han sido recibidos con satisfacción pero sin triunfalismo por la elevada abstención registrada.

David Asta Alares, París.

mhn/nii/

Commentarios