• La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini.

    La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini.

La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha reconocido este viernes que el continente europeo es el “exportador del terrorismo” a los países afectados por la guerra.

“La verdad es que nuestro continente exporta más terrorismo de lo que importa (…) son los ciudadanos europeos quienes se dirigen a Siria e Irak y otros lugares, y no al revés; ellos tienen pasaportes de la UE”, ha admitido Mogherini.

En declaraciones ofrecidas en la conferencia anual del Instituto de Estudios de Seguridad de la UE (IESUE), la jefa de la Diplomacia europea ha abogado por el fin de las luchas de elementos extranjeros en las crisis que azotan la región de Oriente Medio.

Elementos británicos del grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

 

En este sentido, ha indicado que lograr el cese completo de esas crisis “aparentemente innumerables” requiere de una estrategia unificada y no de giras hacia el interior y construcción de muros.

“Los muros son de poca utilidad mientras no existe una línea fina que separe el interior del exterior”, ha considerado Mogherini.

Aunque los Estados europeos no presentan cifras precisas y oficiales sobre el número de sus ciudadanos que combaten en Oriente Medio, las estimaciones del Grupo Soufan, consultora de seguridad con sede en Nueva York, y del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política (ICSR, por sus siglas en inglés), con sede en Londres, apuntan que unos 5 mil europeos forman parte de filas terroristas en Irak y en Siria.

El pasado mes de abril, la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, explicó que entre 5000 y 6000 voluntarios europeos, entre ellos unos 1450 franceses, han viajado a Siria para luchar junto a las bandas terroristas activas en ese país en contra del Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Según un informe del pasado 26 de septiembre del diario estadounidense The New York Times, unos 30.000 extremistas extranjeros, incluidos unos 250 estadounidenses, han partido rumbo a Irak y Siria desde 2011 para adherirse a los grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe).

Integrantes extranjeros del EIIL.

 

Todo esto tiene lugar mientras en reiteradas ocasiones los Gobiernos de Bagdad y Damasco han denunciado la presencia de terroristas extranjeros en sus territorios. En junio de 2015, el ministro de Información de Siria, Omran al-Zoubi, aseguró que “Siria no se dividirá y se convertirá en el cementerio de los mercenarios extranjeros”.

En el mismo mes de junio, el primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, denunció que cada mes unos 40 terroristas extranjeros se infiltran en el país para cometer ataques suicidas.

tas/ctl/rba

Publicada: viernes, 9 de octubre de 2015 23:14
Commentarios