• El multimillonario Beny Steinmetz (izda.) y el consultor de medios Tal Silberstein, condenados a cinco años de prisión por un tribunal rumano.
Publicada: viernes, 18 de diciembre de 2020 6:34
Actualizada: sábado, 19 de diciembre de 2020 4:09

Rumanía condena a 5 años de cárcel a un traficante de diamantes y un consultor político israelíes por llevar a cabo estafas para un grupo delictivo organizado.

La Corte Suprema de Rumanía dictó el jueves las sentencias en ausencia contra dos israelíes, el multimillonario Benny Steinmetz y el consultor de medios Tal Silberstein, revocando, de este modo, la decisión de un tribunal inferior de absolverlos en junio de 2019.

Los dos israelíes fueron declarados culpables de “la creación de un grupo delictivo organizado” en un caso relacionado con la propiedad de un miembro de la familia real rumana, el príncipe Paul, que se remonta a 2006-2008 y le costó al Estado rumano 145 millones de dólares.

Según la Fiscalía del país europeo, los dos israelíes y su socio rumano, identificado como Remus Truica, sobornaron a funcionarios públicos para recuperar la propiedad “reclamada fraudulentamente” por el príncipe Paul, quien fue reconocido como príncipe heredero por el último rey Michel que murió en 2017, pues no era el heredero legítimo, incluso si las propiedades fueran devueltas a la antigua familia real. La ex familia real se vio obligada a exiliarse en 1947 y sus propiedades fueron confiscadas.

Steinmetz también enfrentará un juicio en la ciudad suiza de Ginebra el próximo mes por presunta corrupción vinculada a acuerdos mineros en Guinea. El caso podría llevar al magnate a la cárcel por hasta 10 años si es declarado culpable.

La Policía rumana ha solicitado a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) el arresto del multimillonario israelí que ya no vive en Rumanía.

 

Tanto Steinmetz como Silberstein fueron detenidos en Israel en 2017 como parte de una investigación internacional sobre lavado de dinero.

Casos similares se han reportado en varios países africanos, latinoamericanos y europeos. En mayo del año pasado, capturaron en Portugal a un exsoldado israelí acusado de dirigir una red de explotación sexual en Colombia. 

Anteriormente, los medios israelíes informaron que varios criminales israelíes que habían huido a Rumanía, Ucrania y Sudáfrica ya han viajado a Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), para invertir en los proyectos de obras civiles y la construcción de hoteles.

msm/ktg/ftm/mjs