• El jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, habla durante una conferencia de prensa en Bruselas, 7 de diciembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 8 de diciembre de 2020 16:16

La UE reitera que EE.UU. debe volver al acuerdo nuclear firmado con Irán para preservar este pacto, al que considera “un hito de una diplomacia exitosa”.

“Necesitamos hallar la manera de que EE.UU. se reincorpore al acuerdo nuclear de Irán y de que Irán vuelva a cumplir plenamente. El acuerdo nuclear todavía se considera un hito de la diplomacia exitosa [...] Nos enorgullecemos de que sea el más grande éxito de nuestra capacidad diplomática”, ha indicado este martes el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en un seminario web de GLOBSEC.

De igual modo, el Parlamento Europeo (PE) y el Consejo Europeo (CE) han emitido un comunicado conjunto, bajo el título de ‘Una nueva agenda UE-EE.UU. para el cambio global’, en el que han recalcado la importancia de que el bloque comunitario y Washington trabajen juntos para reavivar el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), que es como se conoce oficialmente el acuerdo nuclear.

“La UE y EE.UU. necesitan aunar fuerzas nuevamente para preservar el Plan Integral de Acción Conjunta, o el acuerdo nuclear de Irán, respaldado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas [CSNU] en 2015”, se lee en el texto.

 

En su nota, consideran el convenio “un pilar clave de la arquitectura global de no proliferación” y subrayan que deben “trabajar juntos para promover sus logros”.

Mientras tanto, el Reino Unido, Francia y Alemania expresaron el lunes, una vez más, su apoyo al acuerdo nuclear firmado en 2015 por ser un “logro clave” de la diplomacia internacional, y dieron la bienvenida a las declaraciones del presidente electo de EE.UU., Joe Biden, sobre el posible regreso del país norteamericano al acuerdo multilateral.

Sin embargo, estos países europeos manifestaron también su preocupación respecto a los planes de Irán en lo tocante al acuerdo nuclear y solicitaron a Teherán que no implemente los pasos que tiene en mente después de la aprobación de un proyecto de ley, el pasado 2 de noviembre, por el Parlamento iraní que, de implementarse, a su juicio, “ampliaría sustancialmente el programa nuclear de Irán y limitaría el acceso de los observadores”.

En mayo de 2018, el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, retiró a su país del PIAC y, desde entonces, ha estado acumulando sanciones contra Irán como parte de su llamada campaña de “máxima presión”.

En respuesta a la medida unilateral de EE.UU. y al fracaso de Europa a la hora de ayudar a Irán a aprovechar los beneficios económicos del acuerdo, Teherán dejó de ceñirse a sus compromisos nucleares en cinco ocasiones, en cumplimiento de los artículos 26 y 36 del PIAC.

Mientras los europeos continuaban sin poner en práctica su apoyo verbal al pacto, el Parlamento iraní aprobó una ley para proteger los intereses de Irán frente a las sanciones occidentales.

Conforme a dicha normativa, el Gobierno de Irán debe suspender las inspecciones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) a sus sitios nucleares y aumentar el enriquecimiento de uranio, trascendiendo el límite establecido en el acuerdo nuclear, si las sanciones no se reducen en dos meses.

tmv/anz/myd/rba