• El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, habla ante el Parlamento Europeo, 7 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 12 de octubre de 2020 10:21
Actualizada: martes, 13 de octubre de 2020 10:27

La Unión Europea (UE) expresa su “extremada preocupación” por las violaciones a la tregua declarada en Nagorno Karabaj entre Azerbaiyán y Armenia.

Tras más de dos semanas de intensos combates, Azerbaiyán y Armenia, con la mediación de Rusia, acordaron un alto el fuego en Nagorno Karabaj, que entraba en vigor a partir de las 12:00 del sábado, según informó el viernes el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Sin embargo, desde el inicio del cese de las hostilidades se han publicado informes sobre las actividades militares en la zona en disputa. Ereván y Bakú se acusan mutuamente de violar la tregua.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, expresó el domingo “extremada preocupación” por las violaciones registradas en Nagorno Karabaj, que afectan directamente a los civiles.

“Observamos con extremada preocupación los informes de que continúan las actividades militares, incluso contra objetivos civiles, así como también víctimas civiles”, lamentó Borrell en un comunicado.

 

El jefe español de la Política Exterior de la UE añadió que los 27 miembros del bloque comunitario deben “encargarse sin demora” de iniciar negociaciones reales bajo los auspicios del llamado Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE), que está integrado por Rusia, Francia y EE.UU.

El Ejército armenio asegura que mientras Ereván está comprometido con la tregua, Azerbaiyán atacó el domingo viviendas en la zona en disputa. Bakú, a su vez, asegura que Armenia ha bombardeado localidades y aldeas y ha matado a nueve civiles y herido a decenas.

El intercambio de acusaciones no es nada nuevo. El 27 de septiembre, cuando estalló el conflicto armado, las partes implicadas no dudaron en echarse la culpa mutuamente. El Ministerio azerbaiyano de Defensa anunció entonces “una contraofensiva” en toda la línea del frente con Armenia, en respuesta a un ataque por parte de Ereván. Los secesionistas armenios, no obstante, dicen que fueron blanco de los bombardeos del Ejército azerbaiyano en la zona.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, lamentó el 3 de octubre: “mientras suenen los cañones no hay diálogo posible”.

ask/mkh/nii/